El significado de la letra D en tu nombre, según la Kabbalah

El significado de la letra D en tu nombre, según la Kabbalah

¿Qué significa la letra D (dalet) de tu según la Kabbalah, y cómo podría ayudarte en tu vida?

Antes que nada, te sugerimos leer la introducción a esta serie de notas sobre las letras de tu nombre según la Kabalá, pues contiene aclaraciones importantes que debes conocer.
 
En esta nota hablaremos de la letra Dalet (correspondiente a la D del alfabeto latino), que se escribe así:
ד 
 
Se considera que la letra D, según la teoría de la Kabalá, tiene un significado ligado a las nociones de espacio y libertad. 

Esto se debe a que la letra hebrea “dalet” (D) tiene la forma de la entrada de una tienda, de ahí la relación entre esta letra y la palabra “puerta” en hebreo (delet).

La letra D provoca -en sentido inverso a la letra Bet (B)-  asociaciones con lo que está fuera del hogar, es decir, con los movimientos desde el centro hacia afuera, con lo que ocurre fuera del hogar y más allá de la puerta
 
D al comienzo del nombre: si tu nombre comienza con la letra D, el símbolo que lo representará será el hexágono o la Estrella de David, en la que cada uno de los seis vértices se equilibra con el vértice que lo enfrenta. 
 
Significa que siempre tendrás lugar para mayor compasión, amor, gracia, amabilidad y belleza, y que siempre te esforzarás por ser mejor y recompensado por ello.

D en el medio del nombre: si tu nombre contiene la letra D, eres del tipo de persona que se fija una meta y se dirigen hacia ella hasta el final, sin mirar lo que ocurre a los costados del camino.

D al final del nombre: si tu nombre termina con la letra D, significa que eres [email protected] y carrerista, siempre [email protected] a galopar hasta la cima y ocupar el vértice de la pirámide social.

Debes adquirir la experiencia que te permita tomar el control de iniciativas fallidas, invertir en ellas y llevarlas al éxito. Para lograr tus objetivos, no debes dudar en mirar tanto hacia tus jefes como hacia tus subordinados.

D al comienzo del primer nombre y al comienzo del apellido: si tanto tu nombre como su apellido comienzan con la letra D, debes convocar al mismo tiempo a las virtudes del ímpetu y del equilibrio, e intentar convertirte en una persona agradable, fluida y armoniosa, flexible, adaptable y, sobre todo, equilibrada.
 
Corrección personal de acuerdo con la Kabalá
 
La letra D está asociada con la palabra “oprimido” (דַך). Y quienquiera que lo haya sido en este mundo, será rico en el mundo venidero. Por lo tanto, tu remedio personal pasa por el servicio a los demás, la justicia y la solidaridad.

En el ámbito físico y emocional: si tu nombre comienza con la letra D, tu punto clave son los brazos. Puede ser como fuerza física real, o como expresión figurada. En cualquier caso, tus manos son también las partes sensibles que se recomienda proteger. En el ámbito emocional eres terco, decidido y adherido a tus objetivos.

Qué hacer con esta información: ten en cuenta que la letra D se asocia al valor numerológico 4 en la , lo que te garantiza suerte en lo material. Incluso si son personas espirituales, el universo los recompensará con dinero.

Tu número fuerte segúna la gematria: tu representativo es 4, cuyas cualidades son determinación, seriedad, minuciosidad, responsabilidad, dedicación, ambición,  liderazgo, carisma y seriedad.

Por lo tanto, cualquier número cuyo valor numerológico sea 4 es un número de la suerte para ti, Por ejemplo: 4, 13, 40, 22, 49, 58, 67, 76, 85, 94 y 400

El significado de las otras letras, según la Kabbala: