Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Cáncer hereditario: ¿los judíos están en mayor riesgo?



Cáncer hereditario: ¿los judíos están en mayor riesgo?

¿Sabías que algunos tipos de cáncer son hereditarios? Esto es lo que debes saber:


El cáncer puede ser hereditario o no hereditario. Los cánceres hereditarios se transmiten de padres a hijos y ocurren cuando una mutación que causa el cáncer se transmite a los hijos de una persona que porta la mutación.

Los cánceres no hereditarios ocurren independientemente de los antecedentes familiares. 

Si una persona hereda una mutación que causa cáncer de uno de sus padres, no significa que sí o sí tendrá cáncer en algún momento de su vida; sin embargo, sí tendrá un mayor riesgo en comparación con el resto de la población.

Esto se conoce como predisposición genética al cáncer. La razón por la que estar predispuesto no significa necesariamente que se desarrollará cáncer se debe a los muchos otros factores ambientales y genéticos que deben existir para que aparezca la enfermedad.

Los cánceres hereditarios a veces pueden saltarse generaciones. Por ejemplo, aunque un padre y un hijo pueden compartir una mutación causante de cáncer, puede ocurrir  que el padre nunca desarrolle cáncer y que el hijo sí lo haga.

Los cánceres hereditarios tienden a afectar a varios miembros de la misma familia, incluidos miembros de la familia inmediata, como hermanos y padres, y miembros de la familia no inmediata, como tías o primos.

No es inusual ver casos de cánceres iguales o relacionados en múltiples ramas del árbol genealógico.

¿Qué tan comunes son los cánceres hereditarios?

Los cánceres hereditarios son raros. Se estima que solo alrededor del 2 al 3% de todos los cánceres están relacionados con una mutación que los ocasiona.


Tener un familiar con cáncer no significa que éste sea hereditario ni que sus familiares vayan a tenerlo, De hecho, la mayoría de las familias tienen al menos un integrante que tiene o ha tenido cáncer.

Pero cuanto más familiares hayan tenido el mismo tipo de cáncer o cánceres relacionados y cuanto más jóvenes hayan sido al momento del diagnóstico, más probable es que el cáncer sea hereditario.

Tipos de cáncer hereditario

Hay muchos tipos de cánceres hereditarios, causados por mutaciones en diferentes genes. Los más conocidos son los causados por mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2,  más comunes en los judíos asquenazíes que en la población general.

También se cree que otros cánceres hereditarios, como el cáncer colorrectal, son relativamente más comunes entre los judíos asquenazíes. 

Cómo saber cuál es tu riesgo de cáncer hereditario

Es imposible saber únicamente a partir de los antecedentes familiares si alguien tiene o no riesgo de cáncer hereditario.

Sin embargo, hay ciertas características y patrones de enfermedad que se observan con mayor frecuencia en los cánceres hereditarios.

La presencia de las siguientes características en una familia podría hacer necesario buscar asesoramiento genético y, si corresponde, realizar las pruebas genéticas que se estimen necesarias:

– Dos o más personas estrechamente relacionadas con cáncer de mama, diagnosticadas a cualquier edad
– Cáncer diagnosticado a edades tempranas (antes de los 50)
– Múltiples diagnósticos de cáncer en un individuo (por ejemplo: cáncer de mama y ovario, cáncer de mama bilateral)
– Personas afectadas en varias generaciones (por ejemplo, abuelo, madre y tía)
– Cánceres raros como cáncer de ovario o cáncer de mama masculino
– Dos o más miembros de la familia con el mismo tipo de cáncer (es decir, cáncer de mama, ovario, próstata, útero, colon o estómago)
– Ascendencia judía Ashkenazi