Guimaraes, la cuna de Portugal



Guimaraes, la cuna de Portugal

Visitamos , patrimonio cultural de la Unesco, y su antigua judería


“Aqui nasceu ” es la frase insignia de Guimaraes, porque en  ella nació don Alfonso Henriques, que se transformó en el primer rey de Portugal en 1139, con el nombre de Alfonso I.
 
Si estás en coche, se la puede visitar sin problemas saliendo desde Oporto y el mismo día que Braga (saliendo no demasiado tarde), adonde conviene ir primero.
 
Guimaraes fue asiento de una comunidad judía de cierta importancia y bien documentada, pero su antigua judiaria no figura (aún) en la ruta de juderías de Portugal y, a diferencia de Braga, tampoco ha sido promocionada como circuito turístico por la municipalidad.
 
No queda entonces más remedio que armarnos nuestro propio recorrido, que por suerte coincide en términos generales con los principales atractivos turísticos de la ciudad.
 
Lo mejor, a nuestro entender, es comenzar por visitar el castillo y el palacio de los duques de Braganza (están muy cerca uno del otro), para luego ir a recorrer tranquilos el centro histórico de Guimaraes y su judería.
 
El palacio de los duques de BraganzaPalacio de los duques de Braganza en Guimaraes
y el Castelo de Guimaraes
Castelo de Guimaraes
son las dos postales de Guimaraes que no pueden faltar en tu Instagram.
 
Pero lo mas interesante para el objetivo de esta nota se encuentra casi pegada al castillo, en la iglesia de San Miguel
Iglesia de San Miguel en Guimaraes

en cuyo interior se encuentran misteriosas estrellas de David grabadas en la piedra (haz clic aquí para ver las fotos).

Un misterio que recuerda al que encontráramos en nuestra visita al castillo de Olite.