El Viejo Cementerio Judío de Praga



cementerio judio de Praga

Fue fundado en la primera mitad del siglo 15. Junto con la Sinagoga Viejo-Nueva es uno de los monumentos más importantes que se conservan en la Ciudad Judía de Praga.


La tumba más antigua data de 1439 y pertenece al estudioso y poeta Avigdor Kara. No se hicieron más enterramientos allí desde 1787.

Actualmente cuenta con 12000 estelas funerarias aunque cel número de personas enterradas allí es mucho mayor. 

 Pese a que el cementerio fue ampliado varias veces en el pasado, su área era insuficiente y fue necesario añadir varias capas de tierra, por lo que se asume que el cementerio consta de varias capas de enterramiento superpuestas unas sobre otras.

Los pintorescos grupos de tumbas de varios periodos se deben al hecho de quc las estelas más antiguas se levantaron de las capas inferiores.

La persona más importante enterrada en el Viejo Cementerio Judío es sin duda el gran erudito religioso y pedagogo Jehuda Liwa ben Betzalel, conocido como el rabino Uiw (fallecido en 1609), a quien la leyenda atribuye la creación de un ser artificial – el Golem.

Entre otras personalidades enterradas en el Viejo Cementerio Judio están Mordechai Maisel, alcalde de la Ciudad Judía (fallecido en 1601), David Gans, erudito del Renacimiento, historiador, matemático y Tumba del rabino Low astrónomo (fallecido en 1613), Josef Shelomo Delmedigo, científico e historiador (fallecido en 1665) y David Oppenheim, rabino y coleccionista de manuscritos y textos impresos hebreos (fallecido en 1736).  

La sinagoga Klaus

La Sinagoga Klaus se encuentra al lado del viejo cementerio judío. Su nombre viene de la palabra alemana “klause” que significa edificio pequeño, derivada de la palabra latina “claustrum”. 

 Con el mismo término en plural “Klausen” se conocían los tres pequeños edificios originales, que Mordechai Maisel mandó a construir, en honor de la visita del Emperador Maximiliano II al ghetto de Praga, en 1573.

 El edificio actual Sinagoga Klans de la Sinagoga Klaus es posterior al incendio del ghetto de 1689, y fue terminado en 1694. 

En los años 80 del siglo 19 se hizo otra reconstrucción de la Sinagoga Klaus. En la historia de la Ciudad Judía de Praga la Sinagoga Klaus tuvo un lugar importante, era la sinagoga mayor del ghetto y al mismo tiempo la utilizaban los miembros de la Sociedad Funeraria de Praga.

La exposición “Tradiciones y Costumbres Judías” instalada en la nave principal de la sinagoga, destaca la significación de la sinagoga y de las diferentes festividades judías. 

En la galería de la sinagoga se exponen objetos de la vida cotidiana de la familia judía y las costumbres relacionadas con el nacimiento, la circuncisión, la ceremonia bar mitzva, el matrimonio, el divorcio y el hogar judío.  

 

Anterior: La Sinagoga Maisel de Praga

Siguiente: La Sinagoga viejo-nueva de Praga