¿Qué hacer con un abusador?: 9 rabinos responden

¿Qué hacer con un abusador?: 9 rabinos responden

9 rabinos de los Estados Unidos responden a una difícil pregunta: ¿qué harían si un abusador les pide ayuda espiritual?

Este es el espinoso dilema al que la revista Moment sometió a 9 rabinos de los Estados Unidos, de diferentes corrientes religiosas.
 
Todos sin excepción concuerdan es que lo más adecuado es referirlos a un profesional de la salud mental y, si aún no ha intervenido, también a la justicia.
 
Más allá de esas coincidencias, también expresaron otros conceptos, que vale la pena reproducir porque se aplican y son de utilidad en todos los contextos culturales y nacionales.

¿Qué dice la Kabbalah?

Enfocándolo desde la mística judía (kabbalah), un rabino  dice que “cada uno de nosotros viene a este mundo con una falta, producto de ese vacío cósmico al que llamamos Génesis.

Todos somos hijos de ese vacío, y durante todas nuestras vidas intentamos llenarlo con sentido lo mejor que podemos.

Algunos tratamos en vano de llenarlo con comida, otros con drogas o alcohol, y otros con sexo, sea a nuestras expensas o a las de otros.
 
Pero cuando lo hacemos, nuestros manantiales se secan cada vez más porque, como nos recuerda rabi Luria, una vasija puede llenarse solo si es capaz de trasvasar. Sería como intentar llenar un tanque de gasolina agujereado…
 
Tratar de colmar tu vacío arrojando dentro a otras personas solo hace más profundo el abismo. Con cada víctima, solo te entierras un poco más.
 
Así que le preguntaría a un abusador: ‘¿En qué dirección vas: hacia arriba o hacia abajo?'”

¿Hay redención posible?

Una rabina dice que “nuestro rol es mantener abierta la posibilidad de tratamiento y rehabilitación, un camino de mejoramiento y sanación en su futuro -estén en prisión o no-.

La palabra Hashem (el Nombre, una manera tradicional de nombrar a Dios) es en el judaísmo el receptáculo de las cuatro letras del nombre de Dios (Iud, Hey, Vav, Hey), que se forma a partir de las letras por “soy”, “fui” y “seré”.

Esto resalta el papel de Dios como Potencial Infinito para el Cambio…

Rezamos para que llegue el día en que sean capaces y estén listos para hacer profunda teshuvá, quizás usando los principios de la justicia restaurativa, que busca reparar el daño causado por los crímenes”.