Rashi: 22 de Febrero



Rashi: 22 de Febrero

El 22 de Febrero de 1040, nace , el gran comentarista de la Biblia y el Talmud


En esta fecha nace Rashi, acrónimo del nombre del rabino Solomon ben Isaac o Shlomo Yitzchaki, el mayor comentarista del Tanaj (la Biblia hebrea) y el Talmud. 

Rashi nació en Troyes, en la Champaña, en el norte de Francia, en 1040 y murió allí en 1104 o 1105. Dice la tradición que descendía de la línea davídica, de la casa real del rey David. 

Estudió en Worms con Yaakov ben Yakar, y en Mainz con Isaac ben Judah. Regresó a Troyes a los 25 años, probablemente sirviendo como rabino y “juez religioso”.

No recibía salario por esas funciones, y se ganaba la vida con los viñedos de su posesión.

Al igual que Maimónides, Rashi seguía la advertencia que decía que “quien hace una espada de la Torá perecerá” (una manera figurada para decir que no había que recibir beneficios por el estudio de la Torá), y convocaba a trabajar para ganarse la vida en paralelo a estudiar la Torá.

Alrededor de 1070 fundó una Yeshiva que atrajo a muchos discípulos.

Aunque hay muchas leyendas sobre sus viajes, Rashi probablemente nunca fue más lejos que del Sena hasta el Rin: el límite máximo de sus viajes fueron las yeshivot de Lorena.

Rashi tuvo tres hijas, Yocheved, Miriam y Rachel, todas ellas casadas con discípulos de su padre y reputadas por su piedad y erudición.

Yocheved se casó con Meir ben Samuel, Miriam con Judah ben Nathan y Rachel se casó (y se divorció) con Eliezer ben Shemiah.

Los cuatro hijos de Yocheved y Meir fueron los tosafistas Shmuel (Rashbam), Yaakov (Rabbeinu Tam), Yitzchak (Ribbam) y el gramático Shlomo; una de sus hijas, Jana, escribió una responsa explicando el ritual y la bendición de las velas de Shabat.

Además de obras menores, como una edición del Sidur (Libro de Oraciones), Rashi escribió dos grandes comentarios sobre los cuales descansa su fama.

Son los comentarios al Tanaj (Biblia hebrea) y a una treintena de tratados del Talmud. Las obras de Rashi son tan respetadas que a menudo se lo cita simplemente como “el comentarista”.

Sus comentarios son también de interés para los lingüistas porque tendía a traducir palabras poco comunes al francés hablado en su época, y ofrecen una amplia visión del vocabulario y la pronunciación del francés antiguo.

Aunque Troyes (la ciudad de residencia de Rashi) no fue tocada por la Primera Cruzada de 1096, los últimos años de su vida se entristecieron por la devastación que los cruzados produjeron en las indefensas comunidades judías de Renania.