Todo lo que siempre quisiste saber sobre los Tres Chiflados

Todo lo que siempre quisiste saber sobre los Tres Chiflados

¿Cómo se transformaron los hijos de unos humildes inmigrantes judíos lituanos en 'The Three Stooges', unos de los mejores comediantes de la historia?

Los protagonistas de los Tres Chiflados, Moe Howard (Moises Horwitz), sus hermanos Curly (Jerome Lester Horwitz) y Shemp (Samuel Horwitz) -junto a su amigo Larry (Louis Feinberg)- eran los hijos de Solomon y Jennie Horwitz, una sacrificada familia de inmigrantes judíos de Bensonhurst, Nueva York, provenientes de la pobre Lituania, en la lejana Europa del Este.

Fue tal vez el duro camino que le toco sortear a sus padre lo que inspiró a estos genios de la comedia a crear una comedia anárquica, agresiva, y cínica en algunos momentos, que logró despertar a la conformista, pero a la vez deprimida, sociedad norteamericana de la década del treinta, rompiendo todas las normas sobre el comportamiento “políticamente correcto” en la sociedad.

Pero el camino para formar la leyenda de los Tres Chiflados fue duro y lleno de dificultades, recibiendo a cambio el tributo de un público que no dudó en ovacionarlos hasta el cansancio, (el cual dura hasta hoy en día), pero no así su correspondiente reconocimiento económico, ya que de hecho sólo llegaron a recibir no más de 8 mil dólares por sus producciones, y jamás consiguieron la estabilidad económica que su estrellato les debió.

Los Tres Chiflados antes de Los Tres Chiflados 

Corría el año 1922, cuando Ted Healy, un cómico de vodevil, tuvo algunas discusiones referentes a su acto de acrobacia alemana, tan sólo un rato antes que comenzará su exhibición en el Brooklyn Prospect Theatre, de Nueva York.

El show de Healy fue cancelado, por lo que Ted quedó sólo y decidió llamar dos de sus amigos antiguos, quienes hacía shows de slapstick, Moe y Shemp Howard, para formar un nuevo grupo.

En su primera presentación, los tres hicieron una función inolvidable, a la que todo el público aplaudió de pie, y este fue sin dudas el comienzo de la leyenda de los Tres Chiflados, aunque todavía sin su nombre.

Los Howards y Healy hicieron giras de teatro durante tres años, deslumbrando a cualquier audiencia que asistiera a verlos.

Pero en 1925, Shemp dejó el grupo para presentarse en soledad. Así, una noche en Filadelfia, Moe le sugirió a Ted otro artista que podría hacer un buen reemplazo. 

Aparece Larry en escena

Se trataba de Larry Fine, miembro de un equipo de canción y baile llamado “Haney Sisters and Fine”. Larry tocó el violín e hizo un baile ruso al compás de “My Old Kentucky Home”.

Tan buena fue su actuación, que Moe y Healy lo convocaron para ser el nuevo integrante del grupo, formando otro trío hasta 1927.

Ese año, Moe y Larry dejaron el grupo temporalmente. Moe quiso estar más cerca de su familia, ya que su esposa había dado a luz a su primer hijo, y Larry se casó con una de las Haney Sisters, Mabel.

Shemp volvió a unirse a Ted y ambos comenzaron a aparecer en el show de Broadway “A Night In Spain”, junto con otros cómicos. Moe y Larry regresaron al grupo en 1929, justo a tiempo para otra exposición de Broadway, “A Night in Venice”.

Esta última, fue la primera vez que Moe, Larry, y Shemp actuaron todos juntos al mismo tiempo.

El acto tuvo varios nombres durante sus primeros años de existencia. 

Generalmente se llamaba “Ted Healy and His Racketeers”, pero en otros momentos se llamó “Ted Healy and His Three Southerns Gentlemen”, “Ted Healy and His Gang” o “Ted Healy and His Stooges” aunque nunca se denominó “Ted Healy and His Three Stooges”.

Ted era siempre el líder en las actuaciones, y a menudo él también se quedaba con la mayor parte de la recaudación, pero los mayores aplausos se los llevaba Moe, quién hacia sus clásicas morisquetas frente a la parsimonia de Healy.

Finalmente, para 1930, Moe, Larry, y Shemp se había cansado de los abusos de Healy, así como se de su constante adicción a la bebida.

Fue así que decidieron separarse de Ted y comenzar un show propio. Para esto, contrataron a Jack Walsh para que los ayude a administrarse y llamaron a su propio acto “Tres Lost Souls” (Tres Almas Perdidas).

Ted, por su parte, trató de reemplazar al fabuloso trío, pero jamás volvió a gozar de una repercusión, ni siquiera mínima, con sus nuevos acompañantes.

Fue entonces que se arrodilló y les imploró a Moe, Larry, y Shemp que regresaran con él, algo que ellos finalmente decidieron hacer cuando tuvieron una oportunidad para ser estrellas en el musical de Broadway de J. J. Shubert denominado “The Passing Show of 1932”.

Sin embargo, Ted recibió una mejor oferta de Balaban & Katz Circuit y se desligó así de su contrato con Shubert, pero no sin antes tentar a Moe y a Larry para que se unieran a él, algo que finalmente hicieron. Shemp, sin embargo, estaba cansado de Ted, por lo que decidió permanecer en la exposición de Shubert.

Curly no era calvo

Así, al necesitar un reemplazo para Shemp, Moe le habló a Ted acerca de su hermano menor Jerome.

Ted le dio una prueba de audición, y concordó en que Jerome se uniera, pero sólo si se afeitaba la cabeza dejándose un rulo, algo que Jerome hizo, así como adoptar el apodo de “Curly” (rulito).

Pero fue recién en 1933 cuando Hollywood descubrió a los chiflados. Un agente de MGM los encaró en uno de sus actos, y les propuso firmar un contrato de un año.

Antes de esto, los Chiflados sólo habían hecho una aparición en una película, la cual fue producida por Fox en 1930 y se llamó “Soup to Nuts” todavía cuándo Shemp estaba junto a ellos.

Durante su año de contrato con la MGM, Ted y sus Chiflados protagonizaron varios cortos y apariciones en varias películas, entre las que se encontraban la muy famosa “Dancing Lady” con Joan Crawford y Clark Gable.

Siguiente: Moe, Larry, Curly y otros chiflados