Romancero sefaradí: Ir me quiero, madre

Romancero sefaradí: Ir me quiero, madre

El anhelo por y el Templo de Jerusalem, reflejados en este romance sefaradí en forma de diálogo entre madre e hija

Ir me quiero, madre,
a Yerushalaim
comer de sus tierras,

comer y hartarme.  
 
La noche anchece,
el día amanece,   
miran de las partes
por ande esclarece. 
 
A Yerusahalim 
la veo d”enfrente,  
me parece, madre,
la luna en creciente.  
 
A Yerushalaim 
es una muntaña,
con diez jajamines
está rodeada  
 
El Bet Hamikdash
mo lo están fraguando,
con piedras preciosas
mo lo están labrando.  
 
El Bet Hamíkdash
mo lo están lavando,
con agua rosada
lo están enjaguando. 

Al Bet Hamikdash
hay una almenara,
siete brazos tiene,
el mundo entero arelumbraba.

En el Bet Hamikdash
tres palombas bolan
con la Shejíná
hablan boca con boca.

A Yerushalaim
es una locura,
para los pecados,
es una grande cura.

En Él me arrimo yo,’ E E1 ‘
en Él me enfecio yo,
en el de las alturas.

Glosario

Yerushalaim  = Jerusalem
Jajamines = sabios, doctos en las Sagradas Escrituras.

Bet Hamikdash = El Templo de Jerusalem
Shejíná = la Divinidad.

Fuente:

 
Romancero sefaradí: Romanzas y Cantes Populares en Judeo-español, editado por Mosché Attías, Kiriat Sefer, 1956