Chistes judíos: En lo del psicoanalista  



Chistes judíos: el mejor remedio para el insomnio 

¿Cuál es el colmo de un psicoanalista? ¡Que lo confundan con...! 


Un joven llega a su sesión con su psicoanalista muy alterado y le dice: ¡ Tuve un sueño muy extraño anoche!.

Escuchaba a mi madre que me hablaba y hablaba y de repente la veo ¡ y tenía su cara, doctor !

Usted se puede imaginar que tremenda situación pasé, de hecho me desperté inmediatamente y no pude volver a dormir.

Me quedé acostado esperando que amaneciera, luego me levanté, comí un pedazo de tostada y vine directamente a verlo.

Espero que usted pueda ayudarme a descifrar el significado de este sueño…

El psicoanalista se queda pensativo por un minuto y luego responde:

¿Un pedazo de tostada? ¡¿Y a eso llamas un desayuno?!