Chistes judíos: Una idishe mame te soluciona todos los problemas



Chistes judíos: Una idishe mame te soluciona todos los problemas

Si tienes problemas, si no estás [email protected], ¡SúperMamele al rescate...!


Suena el teléfono en la casa de una joven madre judía…

– ¡Hola! ¿Hija?

– Si! Mama que suerte que llamas. Estoy como loca, me fallaron todas las estadísticas, los números, todo!

– ¿Por qué, meidele? ¿Qué pasa?

– Mira, tengo al mas chiquito en brazos llorando, tengo que salir corriendo y llevarlo al dentista. El diente que estaba por salir lo tiene mal. Ahora enseguida llega el más grande del kinder. Se me rompió el lavarropas. Se me quemo la comida y no pude salir de compras y para colmo de males ¡Tengo visita de unos amigos de Israel invitados a cenar esta noche! ¡Estoy desesperada, mamá, no se que hacer!

– Bueno hijita, tranquilízate. Ahora voy para allá. Corto y llamo al service del lavarropas. En el camino voy al super, compro fish, verduras y algún postre. Llego y me quedo con el nene así podes llevar al chiquito al odontólogo, preparo la cena y te ordeno la casa.

– ¡Ay, Mame!, sos una verdadera , sos una fenómena.

– No es nada, querida, nosotras las madres de antes ya estamos acostumbradas. Pero me parece que lo primero que voy a hacer es llamar a David para decirle que salga antes de la oficina y vaya para casa a ayudarte también

– ¿David? ¿Y quién es David?

– ¿Como quien es David? ¡Tu marido!

– Mi marido se llama Saúl

– Perdón, ¿Hablo con el 552 1446?

– No, es otro número

– ¡Oy vei! Perdoname querida, no sos mi hija, me equivoque de número.

— ¡Cómo!, entonces… ¿no vas a venir?