Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

La menta en la cocina judía



La menta en la cocina judía

La es omnipresente en la cocina sefaradí. Y mucho menos en la ashkenazí...


Sin embargo, muchos judíos ashkenazíes la emplean como guarnición (o decoración de los platos).

Té de menta marroquí

Puede tomarse frío o caliente. A los marroquíes les gusta el té dulce, así que añade azúcar a tu gusto.

Ingredientes

1 cucharada sopera de té verde
1/3 taza de hojas de menta fresca
Azúcar a gusto 
2 gotas de agua de azahar
1 litro de agua hirviendo

Preparación del té de menta marroquí

Vierta un poco de agua hirviendo adicional en la tetera que usarás y agítela para calentarla. Deseche el agua.

Agregue todos los ingredientes a la tetera así preparada y revuelva. Deje reposar durante 6 minutos y cuele en vasos decorativos o tazas de té.

Infusión de menta y canela

Ingredientes

50 grs. de menta fresca
50 grs. de corteza de canela
1 litro de agua.

Preparación

Hervìr el agua con la menta y la canela durante 10 minutos. Dejar reposar otros 10 minutos y después filtrar el líquido.

Esta infusión puede tomarse tanto caliente como fría..Tiene un efecto estimulante, incluso puede funcionar como excitante. No es conveniente beber más de
una taza al día.    

Siguiente: Chutney de menta
Ensalada de fresas, salmón y menta  
Anterior: Alimentos afrodisiacos de la cocina judía: la menta