Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

El “sfratto” de los goim (o sfratto de Pitigliano)



El “sfratto” de los goim  

El sfratto es un delicioso y típico dulce pitigliano de origen judío, con una muy particular


Este dulce de 20-30 cm de largo, cuya forma se asemeja a la de un bastón se origina en la comunidad judía de Pitigliano y recuerda a la costumbre local de golpear a los en la puerta con un palo.

La costumbre se remonta all siglo XVII, cuando el Gran Duque de Toscana Cosme II de Medicis emitió un edicto en el que se ordenaba a los judíos de las áreas de Pitigliano, Sovana y Sorano que abandonaran sus hogares y se mudaran al de Pitigliano.

Un siglo después, los judíos de Pitigliano crearon este pastel para recordar el evento.

“Sfratto” significa desalojo, o desahucio, y se le dio forma alargada para que se asemejara al palo o bastón con que eran golpeados los judíos.

Pero tanta amargura se convirtió en algo dulce: su relleno está compuesto por miel, piel de naranja, y , que le dan un sabor dulce y un aroma intenso.

Ingredientes

Para la masa 

400 gr de harina de trigo blando
250 gr  de azúcar
blanco, media copa
50 gr de aceite de oliva extra virgen
Una pizca de sal

Para el relleno

350 gr  de miel
350 gr  de nueces sin cáscara
Piel de naranja
Nuez moscada

Preparación del Sfratto de Pitigliano

El relleno

Para preparar el relleno, calentar la miel cuidando de mezclar bien, luego agregar las nueces previamente picadas.

Mezclar con cuidado la miel y las nueces hasta que casi se caramelicen. D

después de retirar la mezcla del fuego, agregue la piel de naranja rallada y la nuez moscada. Dejar la mezcla a un lado para que se enfríe.

La masa

Ahora puedes pasar a preparar la masa mezclando la harina con el azúcar y una pizca de sal, añadiendo el aceite y el vino poco a poco para ayudarte a amasar mejor.

Estirar con un rodillo y cortar tiras de 25-30 cm. de largo sobre las que colocarás el relleno que mientras tanto se ha enfriado.

Luego enróllelos y retire el exceso de masa. Pincelar con un poco de aceite y hornear a 180 ° durante 20-25 minutos.

Sirve frío, cortado en rodajas finas y acompañado de un buen vinsanto.