Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Tel Aviv: una carretera recarga los vehículos mientras circulan



Tel Aviv: una carretera recarga los vehículos mientras circulan

La ciudad lanza un proyecto piloto que elimina la necesidad de estaciones de recarga para vehículos eléctricos, suministrando energía desde debajo del asfalto mientras están en marcha


El municipio de Tel Aviv-Yafo anunció que está en camino de convertirse en la primera ciudad del mundo en implementar carreteras inteligentes que pueden recargar vehículos eléctricos mientras andan,  con un proyecto piloto para probar un nuevo sistema de transporte público eléctrico.

La prueba piloto comenzará en un par de meses, y consistirá en un tramo de recarga de 600 metros debajo de la ruta para autobuses entre la estación de tren de la Universidad de Tel Aviv y la terminal Klatzkin en Ramat Aviv (de dos kilómetros de extensión). 

El vehículo que se recargará será un autobús eléctrico con una batería especial, dijo la ciudad.

La tecnología fue desarrollada por la empresa israelí ElectReon, con sede en el moshav de Beit Yannai.

En Suecia, ElectReon ha instalado un tramo eléctrico de 1,6 kilómetros, utilizado por un autobús y un camión, en la ruta de 4,1 kilómetros entre el aeropuerto y el centro de la ciudad de Visby en la isla de Gotland.

A finales de este año, la empresa instalará el primer sistema de carreteras eléctrico inalámbrico en Karlsruhe, Alemania,

Si el programa piloto de Tel Aviv tiene éxito, se equiparán más carreteras con la tecnología subterránea, lo que hará de Tel Aviv-Yafo la primera ciudad del mundo en utilizar en forma extendida la tecnología. 

El municipio dijo que planea examinar la posibilidad de agregar otras formas de transporte a las carreteras eléctricas, como camiones de distribución y vehículos privados y autónomos.

Apuntando a reducir la contaminación atmosférica (el transporte impulsado por combustibles fósiles se considera una de las principales causas del cambio climático), las carreteras eléctricas eliminan la necesidad de estaciones de recarga. 

El sistema consiste en un sistema de bobinas de cobre debajo del asfalto, que se utilizan para transferir energía de la red eléctrica a la carretera y gestionar la comunicación con los vehículos que se acercan.

Los receptores se instalan en el piso de los vehículos para transmitir la energía directamente al motor y la batería mientras los vehículos están en movimiento.

La comunicación con todas las unidades de gestión y todos los vehículos registrados se realiza mediante tecnología basada en la nube.

El sistema permite baterías más pequeñas en los autobuses eléctricos, lo que libera más espacio para los pasajeros, utiliza las carreteras existentes y ahorra tiempo porque los vehículos no tienen que detenerse para cargar o repostar.