Exhortación de un rabino de Jabad: este shabat, todos en casa



Exhortación de un rabino de Jabad: este shabat, todos en casa

Ante la sucesión de rupturas de la , el rabino Natan Grunblatt recuerda cuál es el orden de prioridades según la ley judía


Esta es la transcripción de lo que dijo el rabino Grunblatt, principal figura de la organización ortodoxa judía Jabad Lubavich en Argentina:
 

“Estimada comunidad, quisiera volver a recalcar que este , parashat hajodesh, entramos al mes de Nisan, mes de Ietziat Mitzraim (la salida de Egipto), finalizamos el mes de Aadar, mes de mazal (suerte), mes de simjá (alegría).

Este shabat vamos a servir a Hashem con alegría en nuestras casas porque es lo que Hashem quiere en estos momentos de nosotros.

Está absolutamente prohibido participar de ningún minián (el quórum de diez necesario para que pueda realizarse un servicio religioso judío) con ninguna excusa, de ninguna manera.

La persona que lo hace carga sobre si la responsabilidad de, jas veshalom (D’s no lo permita) ser el el transmisor hacia otra persona que tampoco no se de cuenta y esa otra persona ser el transmisor a alguien que le genere un de (el precepto de la ley judía que indica que está permitido violar cualquier mandamiento u obligación religosa para salvar una vida).


Y por lo tanto todo el tzidkut (el convencimiento de que uno es moralmente superior o está totalmente en lo correcto, que causa la negación de tzedek, la verdadera justicia) dejémoslo de lado…

No porque nos dañe a nosotros -eso cada uno puede decidir si quiere dañarse a si mismo- pero se va a dañar a otro y a otro…

Está absolutamente prohibido participar de ningún  minian ni en la casa ni en un patio ni en ningún lugar bajo ninguna circunstancia y este shabat lo serviremos a Hashem con simjá y simjá redoblados porque tenemos la fe total que todo es para bien…

Shabat shalom y simjá”
 
Aquí cabe recordar lo que ocurrió cuando una delegación de Zaka -una organización de rescate compuesta por judíos ultra ortodoxos- acudió a Puerto Príncipe poco después del terremoto de Haití de 2010.

Llegado el shabat, se tomaron apenas el tiempo para recitar las oraciones respectivas y continuaron trabajando durante todo el día.
 
Luego Mati Goldstein, el el jefe de la delegación declaró  

Hicimos todo lo posible para salvar vidas, a pesar del Shabat. La gente preguntaba: ‘¿Por qué estás aquí? No hay judíos aquí’, pero estamos aquí porque la Torá nos ordena salvar vidas … Estamos profanando el Shabat con orgullo …

About The Author

admin