Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Qué son los “trastornos genéticos judíos”?



¿Qué son los "trastornos genéticos judíos"?

¡ No, no son enfermedades exclusivas de los judíos !


¿Qué es un trastorno genético?

Un trastorno genético es una afección causada por una anomalía en el ADN de un individuo. Ahora se sabe que muchos trastornos diferentes tienen ese origen, y se van agregando más todo el tiempo.

¿Qué son los trastornos genéticos “judíos”?

Son trastornos genéticos que son más comunes en personas de ascendencia judía que en la población general. Eso no significa que solo los judíos se vean afectados, pero sí que las personas judías o de ascendencia judía tienen un mayor riesgo de tener una de estas afecciones.

Es importante remarcar lo de “ascendencia judía”: no tiene ninguna relación con las identificaciones y pertenencias de cada persona sino con el simple hecho de tener un antepasado judío, lo sepamos o no.

¿Por qué ciertos trastornos genéticos son más comunes entre los judíos?

Hace muchos años, las comunidades judías eran pequeñas y aisladas, y sus miembros tendían a casarse dentro de la comunidad.

Aún un pequeño número de personas  puede transmitir y perpetuar -durante un número suficiente de generaciones- una anomalía en el ADN dentro de una comunidad étnica, incluso si esa comunidad ya no es pequeña y aislada.

Por esa razón, la mayoría de los grupos étnicos tienen trastornos genéticos que son más comunes en esa población que en el resto de las personas.

¿Cuántos trastornos genéticos “judíos” existen?

La respuesta está cambiando todo el tiempo a medida que se realizan nuevos descubrimientos.

Por el momento, se han estudiado e identificado en detalle más de 30 condiciones que son particularmente relevantes para las personas que tienen ascendencia judía.

Algunos afectan particularmente a las personas de ascendencia sefardí y otros a las de ascendencia asquenazí.

¿Todos los judíos tienen le mismo riesgo de sufrir estos trastornos?

La mayoría de lo sjudíos son de origen ashkenazi, sefaradí, o una mezcla de ambas.

Los judíos asquenazíes corren el riesgo de sufrir un grupo de trastornos genéticos diferente de los que afectan a los judíos sefardíes o de otros orígenes.

Los trastornos genéticos en los judíos sefardíes tienen, por su parte, una particularidad: tienden a ser específicos de la comunidad de nacimiento y no afectan a todos los judíos sefardíes en la misma medida.

Eso significa que los trastornos que son más comunes entre los judíos sefardíes de una región -Túnez, por ejemplo- tienden a diferir de los que son más comunes entre los judíos sefardíes de otras áreas, como por ejemplo Siria y Marruecos.

¿Cómo se heredan estos trastornos?

La mayoría de los trastornos genéticos más comunes en los judíos se heredan de forma recesiva.

Por lo tanto, ambos padres deben ser “portadores” de la misma alteración genética afección para que haya posibilidad de que sus hijos se vean afectados.

En los trastornos genéticos recesivos, los “portadores” no se ven afectados por la enfermedad. Por tal motivo, los niños afectados a menudo pueden nacer en familias que no tienen otros casos conocidos de esa condición genética.

Algunos de los trastornos genéticos se heredan de forma dominante. Eso significa que basta con que uno de los padres sea portador para que haya probabilidad de que sus hijos se vean afectados.

En estos casos, el padre “portador” puede o no verse afectado por la enfermedad.

¿Qué tan comunes son los trastornos genéticos judíos?

La mayoría de estas afecciones son raras. Pero, inversamente, no es raro que alguien sea portador de una o más alteraciones genéticas.

Se estima que todas las personas de ascendencia judía tienen una probabilidad de 1 en 5 de portar al menos uno de los principales trastornos genéticos judíos recesivos.