Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Prolongan 23% la vida de los ratones: podría funcionar en humanos



Prolongan 23% la vida de los ratones: podría funcionar en humanos

Científicos israelíes potenciaron una sola proteína, y lograron que los ratones vivan más tiempo, tengan características más juveniles y que sean menos susceptibles al cáncer


Los científicos israelíes de la Universidad de Tel Aviv aumentaron en 250 ratones el suministro de una proteína, llamada SIRT6, que normalmente disminuye con el envejecimiento.

El cambio en la esperanza de vida, de 23%, es significativo, ya que un salto equivalente en la esperanza de vida humana nos haría vivir en promedio hasta casi los 120 años.

El laboratorio israelí está trabajando en la identificación de fármacos que pudieran permitir que la proteína SIRT6 se incremente de forma segura en los seres humanos.

Es bien sabido que los niveles de SIRT6 disminuyen con la edad y existe mucho interés en la posibilidad de que estimular su síntesis pudiera ser beneficioso.

En 2012, el mismo equipo israelí se convirtió en el primero en aumentar los niveles de la proteína en animales y aumentar su esperanza de vida, logrando que los ratones machos vivan un 15% más. Pero no lograron el mismo impacto en las hembras.

Pero en la última investigación, realizada en colaboración con los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., se observó el aumento en la esperanza de vida tanto en los ratones machos como en las hembras.

Pero no en forma pareja: en los ratones machos, el aumento en la esperanza de vida fue de 30% más que los machos del grupo de control, pero de 15% en las hembras.0. 

Al evaluar la juventud, los investigadores vieron que un síntoma del envejecimiento en los ratones era la pérdida de la capacidad de generar energía después de un breve ayuno, debido a la dificultad para obtener energía de las grasas y el ácido láctico. 

Pero los ratones más viejos con SIRT6 alto podrían generar fácilmente energía a partir de esas fuentes. Tenían menos colesterol, había menor incidencia de cáncer y podían correr más rápido.

Este descubrimiento muestra que la SIRT6 controla la tasa de envejecimiento saludable, y eso muestra que impulsar su actividad podría potencialmente retrasar el envejecimiento. Pero actualmente no existe una manera de trasladar ese descubrimiento a los humanos.

En ratones es fácil aumentar los niveles de SIRT6 modificándolos genéticamente, mientras que para aumentar la actividad de la proteína en humanos se necesitarían medicamentos. 

Por ello, el laboratorio israelí está desarrollando moléculas pequeñas que puedan aumentar los niveles de SIRT6 o hacer que las cantidades existentes de la proteína sean más activas. Es posible que se utilicen en el futuro para “tratar” el envejecimiento.

Referencias:

Restoration of energy homeostasis by SIRT6 extends healthy lifespan, A. Roichman, S. Elhanati, M. A. Aon, I. Abramovich, A. Di Francesco, Y. Shahar, M. Y. Avivi, M. Shurgi, A. Rubinstein, Y. Wiesner, A. Shuchami, Z. Petrover, I. Lebenthal-Loinger, O. Yaron, A. Lyashkov, C. Ubaida-Mohien, Y. Kanfi, B. Lerrer, P. J. Fernández-Marcos, M. Serrano, E. Gottlieb, R. de Cabo & H. Y. Cohen
Nature Communications volume 12, Article number: 3208 (2021)