Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Kol Nidrei



Kol Nidrei

Kol Nidrei da comienzo a Yom Kipur, y es el momento más estremecedor y conocido de la festividad, inmortalizado en el cine con "The Jazz Singer"


Kol Nidrei (“Todos los votos”) es el nombre del servicio religioso de la noche de Iom Kipur (dado que las festividades judías comienzan con la puesta del sol, este es el primer servicio de la festividad), llamado así por la oración que le da inicio y sirve como su leitmotiv  

Esta oración le pide a Dios que perdone los votos hechos para el año por venir y que pudieran no cumplirse, lo que a veces genera controversias: podría interpretarse como como una manera de “zafar” de antemano.

Si se comienza el año arrepintiéndose de una futura ruptura de las promesas durante el año por venir, el valor de las mismas parece estar en entredicho. Aquí cabe aclarar que los votos se asimilan en la tradición judía a juramentos sagrados, por lo que nunca deben tomarse a la ligera.
 
La Biblia dice: “Si le haces una promesa al Señor tu Dios, no tardes en cumplirla. Si te abstienes de hacer un voto, ello no es pecado para ti; pero debes tener cuidado de cumplir cualquier promesa que hayas hecho con tus labios” (Deuteronomio 23:22).

Hay un tratado entero del Talmud que trata sobre los juramentos y sobre en qué circunstancias podemos declarar nulo un juramento. 

La anulación de un voto no cumplido nos permite entrar en una relación con D’s. La oración de Kol Nídre surgió de la necesidad de reconciliación con D’s en relación a las promesas que no fueron cumplidas.

El significado de la oración no es claro, y el debate sobre su significado está alimentado por la existencia de diferentes versiones.

En una versión, la oración se refiere a todos los votos hechos el año anterior, mientras que la versión de Kol Nídrei utilizada en la mayoría de las sinagogas actuales se refiere a los votos que se harán en el año que comienza.

Una ceremonia de tal magnitud tendría efectos jurídicos si se aplicara a promesas ya hechas, pero es absolutamente nula si se aplica a promesas a futuro, pues les quita entidad ya de antemano.

De cualquier manera, la oración ha sido atacada en varias ocasiones, e incluso eliminado de la liturgia por algunos rabinos que sintieron que les permitía a las personas incumplir su palabra.

Otros rabinos la defienden diciendo que los votos a los que se hace referencia en la oración son votos entre el individuo y Dios, y no los que los votos que reflejan una relación entre dos personas.

Esta opinión no pretende decir que sea aceptable romper una promesa hecha a Dios, sino más bien para resaltar el propósito de la oración Kol Nidrei, que es buscar el perdón y la expiación divinas y no el de otras personas. La preocupación práctica es que la gente pudiera usar Kol Nidrei para salirse de una transacción comercial.

Una versión explica que este rezo data de la época de los marranos, en la que los judíos que fueron obligados a convertirse al catolicismo, en la noche de Iom Kipur se acercaban a la sinagoga a rezar clandestinamente con sus hermanos.

Se puede decir también que la fórmula era válida para los que aún eran judíos, pero que ya sabían que lo seguirían siendo por poco tiempo, dadas las presiones que se ejercían sobre ellos para que se convirtieran. De esta manera anulaban de antemano sus votos de bautismo a futuro.

Debido a su contenido, los antisemitas lo han utilizado históricamente como parte de su propaganda contra los judíos, para sugerir que no eran dignos de confianza.

En algunos casos en la historia europea, se obligaba a los judíos a prestar un juramento especial, debido a las preocupaciones de las autoridades cristianas por la oración de Kol Nidrei.

El ritual de Kol Nídrei tiene una “coreografía” particular.

Los rollos de la Torá son sacados del Harón Hakodesh (el armario al frente de la sinagoga en donde se guardan rollos de la Torá) y todos los asistentes se ponen de pie.

Las personas que sostienen los rollos se paran a ambos lados del oficiante, quien recita (en forma cantada) la oración tres veces, habitualmente levantando la voz cada vez que lo hace.

El estado de ánimo en la sinagoga durante Kol Nidrei es sombrío. La melodía es dolorida e inquietante.

Al finalizar el Kol Nidrei, el oficiante continúa con la conocida oración llamada “Shehejeianu”: “Alabado seas D’s, Señor del Universo, que nos ha dado vida, nos ha sostenido y nos ha permitido llegar a este momento”.

Un famoso rabino contemporáneo, Joseph Soloveitchik, decía que para él el momento más importante del año era el recitado de esa plegaria que seguía a Kol Nidrei, porque le demostraba que había sobrevivido otro año.
 
La oración de Kol Nidre podría traducirse de la siguiente manera:

En el tribunal del cielo y en el tribunal de la tierra, con el permiso de Dios – el Santo Bendito sea y con el permiso de esta santa congregación, consideramos lícito orar con los transgresores.
Todos los votos, obligaciones, juramentos y anatemas, promesas que podamos prometer, o prestar, o jurar, o por los que podamos ser obligados, desde este Iom Kipur hasta el próximo (cuya feliz venida esperamos), nos arrepentimos. Que sean considerados absueltos, perdonados, anulados y nulos, y dejados sin efecto; no nos atarán ni tendrán poder sobre nosotros.
Los votos no serán contados como votos; las obligaciones no será obligatorias; ni los juramentos serán juramentos
.
Y todos serán perdonados, ya que ninguno cometió sus errores con mala intención”.
[La congregación recita Números 15:26]
“Y será perdonado a toda la congregación de los hijos de Israel, y al extranjero que mora entre ellos, por cuanto es yerro de todo el pueblo”.
 
Kol Nidrei por Al Jolson, en “El cantor de jazz” original

La versión de neil Diamond, en la remake de “El cantor de jazz”

Anterior: Vidui y Al Jet, el centro confesional de Yom Kippur
Siguiente: Costumbres y observancias de Iom Kipur