Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Bullenhuser Damm: experimentos nazis en niños



Bullenhuser Damm: experimentos nazis en niños

El 21 de abril de 1945, las SS asesinan en Hamburgo a 20 niños y 28 adultos. Los médicos nazis los habían utilizado como conejillos de Indias en atroces experimentos en seres humanos


En la noche del 20 al 21 de abril de 1945, las tropas de las SS asesinaron a 20 niños y al menos 28 adultos judíos en el sótano de una escuela en Bullenhuser Damm 92-94, en Hamburgo.

En noviembre de 1944, diez niñas y diez niños judíos, de entre cinco y 12 años años, fueron llevados desde Auschwitz a Neuengamme a petición del Dr. Kurt Heissmeyer para que él y su equipo pudieran experimentar con ellos.

Dijo que “esperaba obtener una cátedra por su ‘investigación’“, que consistió en cortar la piel de los niños y frotar el bacilo de la tuberculosis en las heridas.

Luego, les extirparon los ganglios linfáticos mediante una operación, para descubrir si se habían desarrollado anticuerpos contra la tuberculosis.

Todo esto tuvo lugar en las últimas semanas de la guerra, cuando Heissmeyer ya sabía que la guerra estaba perdida.

Con el ejército británico a menos de tres millas de distancia, y con el fin de encubrir sus crímenes, los médicos de las SS  y el comandante SS Arnold Strippel decidieron que los niños tenían que morir: los llevaron al sótano del edificio y los ahorcaron, junto con los presos adultos que había presenciado los experimentos.

Después de la guerra, Heissmeyer simplemente regresó a su casa en Magdeburgo, en Alemania Oriental, y comenzó una práctica médica exitosa como especialista en tuberculosis y pulmón.

Finalmente fue descubierto en 1959 después de que se jactara de sus experimentos de guerra. En 1966, siete años después (y unos meses antes de morir) fue declarado culpable y condenado a cadena perpetua.

En su juicio declaró: “No pensé que los reclusos de un campo tuvieran valor total como seres humanos“.

Cuando se le preguntó por qué no usaba conejillos de indias respondió:Para mí no había una diferencia básica entre seres humanos y conejillos de indias“. Luego se corrigió: “entre judíos y conejillos de India“.

Arnold Strippel, el SS-Obersturmführer que supervisó los asesinatos de Bullenhuser Damm, y que anteriormente había sido el subcomandante del campo de exterminio de Majdanek durante tres años, vivió cómodamente durante décadas en Alemania Occidental en una villa en las afueras de Frankfurt, a pesar de todos los esfuerzos realizados por los familiares de sus víctimas para llevarlo a juicio. Murió en 1994.