Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Nora Kaye, prima ballerina



Nora Kaye, prima ballerina

El 17 de enero de 1920, nace Kaye (Koreff), la primera bailarina de los Estados Unidos en ganar fama internacional


En esta fecha de 1920 nace en Nueva York (Koreff), la primera bailarina estadounidense en ganar fama internacional.

Comenzó  a estudiar a la edad de 8 años, y a los 15 ya actuaba en la Ópera Metropolitana. Fue primera bailarina del  Theatre (más tarde American Ballet Theatre) durante varios años, y también bailó en varios espectáculos de Broadway.

Fue su papel de Agar en el ballet de Antony Tudor “Pillar of Fire” -estrenado en 1942- el que cimentó su reputación de bailarina de gran expresión dramática.

Colaboradora de un actor formado por Stanislavsky en el Teatro de Arte de Moscú, y Kaye aplicó su “método” al ballet.

Su sublime actuación en Pillar of Fire“, escribió Sono Osato, que también bailó en la pieza, “amplió para siempre las posibilidades de expresión de ballet

Kaye también bailó en el New York City Ballet con Jerome Robbins como coreógrafo, y después de su jubilación en 1960 se convirtió en productora de cine con su segundo marido (el primero fue Isaac Stern), Herbert Ross, con quien creó películas como Goodbye, Mr. Chips (1969), The Last of Sheila (1973), Funny Lady and The Sunshine Boys (ambos de 1975) y The Seven-Per-Cent Solution (1976).

También produjo The Turning Point (1977), Nijinsky (1980), Pennies from Heaven (1981) y El secreto de mi éxito (1987). Murió a los 67 años en 1987.

Como bailarina estadounidense … cuestionó cada tradición, cada interpretación, cada movimiento. Las respuestas que he encontrado, a veces correctas y a veces equivocadas, constituyen mi contribución a los jóvenes bailarines estadounidenses de ballet: no aceptar hasta que se comprende (al menos para propia satisfacción), y no interpretar ningún papel, antiguo o nuevo, hasta que lo entiendes. Este impulso de cuestionar y descubrir es, creo, la marca registrada del ballet estadounidense“.
– Nora Kaye