Paul Ehrlich y la cura de la sífilis



Paul Ehrlich y la cura de la sífilis

El 20 de agosto de 1915, fallece , descubridor de la cura de la sífilis, uno de los padres de la quimioterapia y la inmunología, y ganador del en 1908


En esta fecha de 195 fallece en Alemania Paul Ehrlich, descubridor de la cura para la sífilis y padre de la quimioterapia y la hematología.

Su primer logro importante, mientras se recuperaba de la tuberculosis en Egipto, fue el desarrollo de un suero contra la difteria, por el cual su amigo y co-investigador Emil Adolf von Behring recibió el primer Premio Nobel de Medicina en 1901.

Ehrlich luego desarrolló su “teoría de la cadena lateral” para explicar la respuesta inmune de las células vivas en términos de estructuras químicas

En 1906 desarrolló un compuesto químico eficaz contra la enfermedad del sueño, y en 1909 él y su alumno Sahachiro Hata desarrollaron el salvarsán, una “bala mágica” contra la sífilis, que había sido un azote de la Humanidad durante siglos.

Las investigaciones de Ehrlich generaron resistencias y controversias porque las fuerzas sociales más conservadoras veían a las enfermedades de transmisión sexual como justo castigo por el pecado.

Sin embargo, pronto el salvarsán se convirtió en la medicina más recetada en el mundo y permaneció en uso hasta que se descubrió la penicilina en la década de 1940.

Ehrlich fue galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1908.

Quizás más que cualquier otra enfermedad antes o después, la sífilis provocó la temprana Europa moderna el tipo de pánico moral generalizado que el SIDA en los Estados Unidos en la década de 1980“.
– Peter Lewis Allen