Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Existían los inodoros en la época de la Biblia?



¿Existían los inodoros en la época de la Biblia?

Los arqueólogos se llevaron una sorpresa mientras excavaban una vivienda de la era del Primer Templo en Jerusalén...


Un toilette de 2700 años de antigüedad, plena época del Primer Templo, fue descubierto recientemente durante una excavación arqueológica en Jerusalén, informó la Autoridad de Antigüedades de Israel.

El inodoro de piedra caliza fue encontrado en el barrio Armon Hanatziv de Jerusalén, durante la construcción de un nuevo complejo turístico en el área (en Israel, los hallazgos arqueológicos son tan frecuentes que todas las nuevas construcciones tienen supervisión de los arqueólogos).

Un toilette privado era muy raro en la antigüedad, y hasta la fecha solo se han encontrado unos pocos en Israel, la mayoría de ellos en la Ciudad de David.

De hecho, solo los ricos podían pagar los inodoros. Mil años después, la Mishná y el Talmud enumeraron varios criterios que definían a una persona rica, y uno de ellos decía que ser rico es “tener el baño al lado de su mesa”.

El inodoro encontrado consiste en un cubículo de piedra tallada con un agujero en el centro, colocado sobre una cámara séptica profunda.

El hallazgo se remonta al Período del Primer Templo y se cree que pertenece a una “antigua propiedad real” del siglo VII aec.

En la cámara séptica debajo del inodoro se encontraron varios fragmentos de cerámica y huesos de animales, que podrían potencialmente proveer información sobre los estilos de vida y las dietas de la gente de la época del Primer Templo de Jerusalem, así como sobre las enfermedades antiguas.

Junto al inodoro se descubrieron capiteles de piedra que alguna vez estuvieron sobre columnas, así como otras más pequeñas que alguna vez sirvieron como barandas par las ventanas.

También se encontró evidencia de un jardín con árboles frutales y otras plantas que alguna vez estuvo cerca del cubículo del baño, testimonio de la alguna vez exuberante mansión.