“Main idishe meidele”, historia de un triángulo amoroso



"Main idishe meidele", historia de un triángulo amoroso

No es "Main idishe mame", aunque se parezca: la música judía en idish encuentra en esta canción la historia de un peculiar triángulo amoroso...


“Main Idishe Meidele” (“Mi niña judía”) es una popular canción en idish de la década del ’20, con letra de Anshel Schorr y música de Sholom Secunda.
 
Fue el tema principal de una comedia musical de 1927, anunciada como “la ‘groise’ (gran) opereta idish ‘Zayn yidishe meydl'” (“Su niña judía”), con varios puntos en común con “El violinista sobre el tejado”.
 
La historia tiene lugar en algún lugar del Imperio ruso antes de la Primera Guerra Mundial. 

Grisha, un oficial no judío del ejército ruso cuyo padre es un general, y Aniuta, la única hija de un judío acomodado, están enamoradas y pretenden casarse. 

Pero Aniuta no quiere desafiar a su padre para cumplir con el principio de “kibud av” (honrar al padre). De aquí, obviamente, lo de “triángulo amoroso”, tironeada entre el amor al padre y el amor a su prometido.

Justo cuando está a punto de firmar el t’naim (contrato de compromiso) con hombre mayor que su padre ha elegido como marido para ella, Grisha aparece en la escena con noticias sorprendentes. 

Acaba de enterarse de que es, de hecho, judío, ya que su madre, a quien aparentemente nunca ha conocido, es judía. 

Conocida como Jaike la mishiguene (la loca), que se dice que se volvió loca cuando el padre de Grisha la abandonó, se llevó a los niños con él y los convirtió al cristianismo. 

Al final, Grisha y Aniuta no solo se casan en una ceremonia judía, sino que toda la familia emigra a Eretz Israel.

Letra de "Main idishe meidele"

Froyen fil hob ikh gezen.
bay yedn folk zaynen zey farshidn.
nor keyne iz nit azoy sheyn
vi di froy bay di yidn.
 
A yidish meydl, mit ir blik,
farkisheft bald in gantsn dikh.
un gibstu nor af ir a kuk,
filstu a yidishn tam in zikh.
 
Mayn yidishe meydle, zi iz azoy sheyn.
mayn yidishe meydle, mit ir yidishn kheyn.
fun gold ire herlekh, di tseyner vi perelekh
nor a yidishe meydl ken zayn azoy sheyn.
ir vet far milyonen, bay andere natsyonen,
nisht gefinen a meydl, mit a yidishn kheyn.
 
He visto muchas mujeres;
En cada pueblo son diferentes.
Pero ninguna es tan hermosa
como una mujer judía.
 
Una chica judía te encanta inmediatamente.
con su mirada
Y basta con un vistazo,
para que sientas ese “sabor judío” dentro de ti.
 
Mi niña judía, es tan bonita
Mi niña judía, tiene ese cierto encanto judío.
Su cabello dorado, sus dientes como perlas.
Sólo una chica judía podría ser tan hermosa.
Un millón de dólares no te ayudará a encontrarla en otros pueblos
Una chica con ese encanto judío.