Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

El increíble coche israelí que se achica para estacionar



El increíble coche israelí que se achica para estacionar

El CT-1 anda como un auto y se puede estacionar y maniobrar en el tránsito como si fuera una motocicleta...


El CT-1 de la empresa israelí City Transformer es un auto eléctrico mide 2,49 metros de largo y 1,4 metros de ancho, pero puede reducir su distancia entre ejes a solo un metro de ancho para facilitar el estacionamiento o maniobrar en el tránsito.

En el interior, hay espacio para un conductor y otro adulto, sentados en tándem. Alternativamente, el asiento del pasajero puede llevar a dos niños. La cabina no se encoge ni cambia de forma cuando se estrecha la distancia entre ejes.

City Transformer espera obtener la certificación europea para el CT-1 para fin de 2021 y que las primeras unidades estén en las carreteras israelíes en 2022. 

Israel sigue los estándares europeos de certificación para vehículos y el CT -1 busca la calificación como cuadriciclo, una categoría que facilita la rápida entrada  empresa en el mercado europeo.

The vehicle runs up to 45 kilometers an hour (28 mph) in its narrow mode and up to 90 kph when wide. It remains a static length, and can go 100-150 kilometers (62-93 miles) on a single charge.

El vehículo se desplaza a hasta 45 kilómetros por hora en su modo estrecho y hasta 90 km / h cuando es más ancho. La longitud es estática, y rinde entre 100 y 150 kilómetros con una sola carga.

City Transformer afirma que cuatro de sus CT-1 pueden caber en el espacio de estacionamiento de un vehículo normal.

Los primeros vehículos producidos serán fabricados por la alemana Roding Automobile. La mayor parte de la producción futura también la realizará un tercero.

El CT-1 fue incluido en 2020 por la revista TIME en la lista de las 100 mejores invenciones “que están cambiando la forma en que vivimos, trabajamos, jugamos y pensamos en lo que es posible“.