Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Síndrome del  X frágil



Síndrome del  X frágil

El síndrome del (cromosoma) X frágil es una condición genética que involucra cambios en parte del cromosoma X, que causa una variedad de problemas de desarrollo que incluyen dificultades de aprendizaje y deterioro cognitivo


Es la forma más común de discapacidad intelectual hereditaria en los hombres y una causa importante de discapacidad intelectual en las mujeres.

Otros signos y síntomas pueden incluir síntomas de trastornos del espectro autista, convulsiones y rasgos físicos característicos.

El síndrome del frágil es causado por un cambio (mutación) en el gen FMR1 y se hereda de una manera dominante ligada al cromosoma X. 

Síntomas del  síndrome del X frágil

El síndrome del X frágil se caracteriza por trastornos del desarrollo que incluyen discapacidad intelectual y retraso en el desarrollo del habla y el lenguaje.

Los hombres suelen verse más afectados que las mujeres. Las características adicionales pueden incluir ansiedad; trastorno por déficit de atención; síntomas similares a los de los trastornos del espectro autista que afectan la comunicación y la interacción social; y convulsiones. L

La mayoría de los hombres y algunas mujeres con síndrome del X frágil tienen rasgos físicos característicos que se vuelven más evidentes con la edad.

Estas características pueden incluir una cara alargada y estrecha; orejas grandes; mandíbula y frente prominentes; dedos inusualmente flexibles; pie plano; y en los hombres, testículos agrandados (macroorquidismo) después de la pubertad. 

80% -99% de las personas afectadas también sufren otitis media crónica y laxitud articular

Causas del síndrome del X frágil

Las mutaciones en el gen FMR1 son la causa. El gen FMR1 contiene una sección de ADN llamada “triplete CGG”, que normalmente se repite de 5 a alrededor de 40 veces.

Pero en la mayoría de los casos de síndrome del X frágil, esta sección del ADN se repite más de 200 veces, lo que “apaga” el gen FMR1 e interrumpe la función del sistema nervioso.

En una pequeña porción de los casos, otros tipos de cambios en el gen FMR1 también causan síndrome del X frágil.Esos cambios pueden involucrar una deleción de todo o parte del gen, o un cambio en los componentes básicos (aminoácidos) que se utilizan para producir la proteína del gen. 
Se dice que las personas con 55 a 200 repeticiones del segmento CGG tienen una premutación del FMR1.

La mayoría de las personas con premutación son intelectualmente normales. En algunos casos, tienen niveles más bajos de la proteína del gen y pueden tener algunos síntomas leves de síndrome del X frágil.

Aproximadamente el 20% de las mujeres con premutación tienen insuficiencia ovárica prematura, y algunas personas con premutación tienen un mayor riesgo de desarrollar síndrome de ataxia / temblor asociado al cromosoma X frágil 


Herencia del síndrome del X frágil

El síndrome de X frágil se hereda de una manera dominante ligada al cromosoma X. Una afección está ligada al cromosoma X si el gen responsable se encuentra en ese cromosoma. La herencia es dominante si tener solo una copia modificada (mutada) del gen responsable es suficiente para causar síntomas de la afección. 

En las mujeres que portan una premutación del gen FMR1 (aproximadamente de 55 a 200 repeticiones CGG), las repeticiones pueden aumentar a más de 200 en las células que se convertirán en óvulos.

Eso significa que las mujeres con una premutación (o una mutación completa) tienen un mayor riesgo de tener un hijo afectado. El grado de riesgo se corresponde con el número de repeticiones CGG que tienen.

Por el contrario, los hombres con premutaciones no corren el riesgo de que las repeticiones aumenten a más de 200 cuando transmiten el gen a la descendencia. Sin embargo, los hombres con una premutación pasarán la premutación a todas sus hijas y a ninguno de sus hijos.

Esto se debe a que los varones sólo reciben de sus padres (varones) un cromosoma Y, y no uno X.

El síndrome del X frágil es más común en los judíos ashkenazíes (1 in 84) que en la población en general (1 in 181). Sin embargo, el ministerio de salud de Israel sugiere despistar el sindrome del X frágil en toda la población, y no solo en la de origen ashkenazí.   

Tratamiento del síndrome del X frágil

No existe un tratamiento específico para el síndrome de X frágil. El manejo de esta afección generalmente es de apoyo y puede incluir:

– Reconocer la necesidad de educación especial y evitar la estimulación excesiva, lo que que puede ayudar con los problemas de conducta.

– intervención educativa temprana y educación especial que se adapta a las dificultades específicas de aprendizaje; a menudo se necesitan clases reducidas, atención individual y evitar cambios repentinos

– medicamentos para tratar los problemas de comportamiento que afectan la interacción social

– tratamiento médico de rutina del estrabismo, infecciones del oído, reflujo, convulsiones, prolapso de la válvula mitral y / o presión arterial alta.

Pronóstico del síndrome del X frágil

La esperanza de vida de las personas con síndrome de X frágil es generalmente normal. Muchas personas afectadas llevan un estilo de vida activo y gozan de buena salud.

Algunas personas son más propensas a una serie de problemas médicos, como infecciones de oído y / o convulsiones.

Los chequeos médicos regulares y la conciencia de los mayores riesgos para la salud pueden mejorar las perspectivas de las personas afectadas. 

Siguiente: Enfermedad de Gaucher
Anterior: Distrofia muscular de Duchenne