Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Comer las propias heces para evitar el rebote después de una dieta: estudio israelí



Comer las propias heces para evitar el rebote después de una dieta: estudio israelí

¿[email protected] de volver a subir de peso después de una dieta? Investigadores israelíes sostienen que la solución podrían ser cápsulas hechas con muestras de tus propias heces...


Las heces primero se procesan para producir cápsulas congeladas, opacas e inodoras que contienen el de la persona -el material genético de los microbios que viven dentro de nuestro cuerpo- extraído de una muestra fecal tomada en el momento óptimo durante la pérdida de peso.

De esa manera, según el estudio realizado por investigadores de la Universidad Ben-Gurion de Israel, el microbioma del momento en que nuestro cuerpo estaba perdiendo peso de manera más eficiente se puede restaurar durante la fase posterior, cuando muchas personas recuperan mucho o todo el peso perdido.

Los investigadores aclaran que la estrategia solo funcionó con uno de los tres planes dietéticos que probaron, que fue el único que cambió significativamente el microbioma intestinal durante el proceso de pérdida de peso.

Ese plan, llamada dieta verde-mediterránea, implicaba consumir lenteja de agua Mankai en un batido verde, té verde y nueces; y luego las cápsulas a partir de las propias heces.

En el estudio, 90 participantes fueron asignados al azar a uno de los tres planes dietéticos, y después de seis meses, cada uno proporcionó una muestra de material fecal que se procesó en forma de cápsula, lo que se conoce como “trasplante autólogo de microbiota feca”l (aFMT).

Luego fueron asignados al azar a dos grupos que recibieron 100 cápsulas que contenían su propia microbiota fecal o un placebo, que ingirieron durante ocho meses más.

La ingesta de las cápsulas de aFMT no supuso una diferencia significativa en dos de los tres planes de dieta.

Sin embargo, entre los que estaban en el grupo de la dieta verde mediterránea, quienes tomaron las cápsulas solo recuperaron el 17,1 por ciento de los 8,3 kilogramos que habían perdido en promedio.

Quienes recibieron el placebo recuperaron, en cambio, 50% del peso perdido.

El Mankai se cultiva en Israel y otros países en un ambiente cerrado y ambientalmente sustentable, requiriendo para producir cada gramo de proteína solo una fracción de la cantidad de agua que requieren la soja, la col rizada o las espinacas.

Otro estudio de la Universidad Ben-Gurion publicado en 2019 encontró además que la lenteja de agua Mankai podría ayudar a reducir los niveles de glucosa.

Este estudio es el primero de su tipo en probar en humanos que la preservación de una composición microbiana intestinal ‘ideal’ puede usarse en un momento posterior para lograr beneficios metabólicos.

Congelar un banco de microbiomas personal podría ser una forma eficaz de mantener un peso saludable mientras se hace dieta, ya que la fase de pérdida de peso rápida va acompañada de una salud cardio-metabólica óptima. 

Al optimizar la composición y función del microbioma intestinal dentro del huésped, se tiene un enfoque novedoso para la preservación de la memoria metabólica.
 
Referencias

Effects of Diet-Modulated Autologous Fecal Microbiota Transplantation on Weight Regain, Ehud Rinott, Ilan Youngster, Anat Yaskolka Meir et al.
Gastroenterology, Available online 26 August 2020, In Press, Journal Pre-proof
https://doi.org/10.1053/j.gastro.2020.08.041