Piñas para salvar la vida de los quemados graves



Piñas para salvar la vida de los quemados graves

Las piñas ya están ayudando a salvar las vidas de las víctimas de quemaduras. Científicos israelíes han desarrollado un gel a partir del tallo de la piña que limpiar las quemaduras graves sin necesidad de cirugías


Para que una quemadura pueda curarse y la piel nueva regenerarse, es imprescindible eliminar primero los tejidos dañados. Hasta el momento, la única manera de hacerlo era por vía quirúrgica, en una sucesión de intervenciones que, para los pacientes con quemaduras graves, son casi sinónimo del infierno.

Pero ese panorama está cambiando con la aparición de NexoBrid, al que los especialistas llaman “el mayor avance en medicina del quemado en los últimos diez años”

El gel fue desarrollado a partir de las investigaciones del profesor israelí Lior Rosenberg sobre las propiedades de la enzima bromelaína, que se encuentra en el tallo de la piña o ananá, y es producido por la empresa israelí MediWound . 

Esta enzima degrada las proteínas presentes en las células de la piel “muerta”, lo que permite que se separe de la piel sana sin necesidad de intervenciones quirúrgicas ni de anestesia general. Esto permite una curación rápida y sin cicatrices ni sufrimiento para el paciente.

El gel que contiene la enzima se aplica a las áreas de la piel afectadas por las quemaduras. La región se cubre durante cuatro horas, luego de las cuales el tejido destruido se puede despegar sin problemas, dejando al descubierto el tejido sano.  

La enzima funciona con mucha precisión, pues solo elimina el tejido dañado. En el caso de una limpieza quirúrgica, por el contrario, es inevitable que también se elimine tejido sano, lo que implica un proceso de curación más largo o la necesidad de un trasplante de piel  

Al ser tan selectiva, la bromelaína se puede usar en todas las partes del cuerpo, incluidas la cara y las manos, que son las zonas más problemáticas cuando se utilizan las técnicas quirúrgicas tradicionales. 

El tratamiento fue masivamente utilizado en octubre de 2015, cuando hubo un incendio en un club nocturno en Rumania con gran cantidad de víctimas de quemaduras. MediWound envió dos médicos con un suministro de NexoBrid, que pudieron tratar exitosamente a 300 personas en 4 días.  

Un segundo producto a base de bromelaína, EscharEx, se ha comenzado a utilizar para el desbridamiento (remoción de tejidos muertos o infectados) de heridas crónicas o de difícil curación, como las escaras.

Y no termina ahí: la bromelaína es el primer tratamiento de la historia en ser potencialmente efectivo para tratar las quemaduras por gas mostaza, un arma de guerra química que produce quemaduras masivas en sus víctimas.

¡Paradójicamente, la bromelaína es también la responsable de las escaldaduras en la lengua que suelen aparecer cuando comemos piñas!