Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Los sueños con plantas en la tradición judía



Los sueños con plantas en la tradición judía

Según la tradición judía, esto es lo que significa soñar con plantas y vegetales


ÁRBOL: Soñar con un árbol de manzanas ácidas alude a una mala persona.

Soñar con un árbol de manzanas dulces alude a una persona buena y rica.

El que sueña con una vid, su esposa quedará encinta (la vid, al reproducirse en abundancia, constituye el símbolo de la fertilidad).

Soñar que camina por un viñedo sin uvas, o simplemente visualizar un viñedo desprovisto de uvas, es indicador de duelo. Así como la vid cargada es el símbolo talmúdico de la fertilidad, una vid desprovista de frutos no puede más que significar ausencia de vida.

ARVE]AS. El que visualiza arvejas en un sueño tendrá ganancias.

Se cuenta en el Talmud Ierushalmi que una persona plantó una seá -una unidad de medida- de arvejas, y obtuvo un rinde de 300 seá.

Y cuando la gente se acercó a felicitarlo, él respondió: “¡Váyanse, el rocio dañino afectó a esas arvejas, pues de lo contrario el rinde hubiera sido el doble”. De ello se deriva que las arvejas representan buenas ganancias.
  
AVELLANAS. El que suena con una avellana rota o partida significa que su pedido fue concedido (pues entonces el fruto, que hasta ahora estaba cubierto por la dura cáscara, queda revelado y disponible libremente).

DURAZNO. El que sueña que en su casa crece un árbol de duraznos tendrá un hijo con problemas que fallecerá prematuramente. “Durazno” en hebreo es afarsek, que es de la misma raíz que lerasek, que significa “triturar”, lo cual podría asociarse con “truncar” la vida.


 
ESPIGA. Soñar con una espiga de trigo verde anuncia ganancias.

ETROG. Soñar con un Etrog (citrus) significa que el soñante es importe para el Supremo, como expone el versículo : “Fruto de árbol majestuoso” (Vaikrá/Lev. 23:40).

Soñar con un Etrog impecable en su aspecto sin siquiera la más mínima fima tacha significa que su fortuna se encuentra a buen resguardo,

FRUTO. Soñar que de una planta crece un fruto es algo bueno para el soñante y para su esposa.

INCIENSO. El que sueña que ingiere incienso como remedio es un buen indicio para él. En cambio, si no es como remedio es un mal indicio.

MELÓN. El que sueña con un melón calado o partido significa que su pedido fue concedido (pues el fruto, que hasta ahora estaba cubierto por la dura corteza, queda revelado y disponible libremente).

PASTO. Soñar con pastos es algo bueno, e indica que el soñante hallará su sustento con abundancia. Esto en base a Génesis 29:30:

Dijo Elokim: Miren, les doy a ustedes (como alimento) toda hierba que da semillas que está sobre la superficie de la tierra y todo árbol que tiene en si fruto de árbol. Ése será el alimento de ustedes“.

Además, “pasto” y “abundancia” en hebreo comparten las mismas letras: Shin, Ain, Bet).  

PEPINO. El que sueña que ingiere pepinos tendrá ganancias.

PERA. El que sueña que ingiere peras vivirá una larga vida. En hebreo, “pera” es agás, que es de la misma raíz que “cantidad”.

PIMIENTO. El que sueña que ingiere pimientos tendrá una buena posición ante la autoridad.

PLANTA. Soñar que de una planta crece un fruto es algo bueno para él y para su esposa.

PLANTAR. Soñar que planta una vid es un buen indicio. El acto de plantar indica algo productivo).

SANDIA. El que sueña con una sandía sufrirá enfermedades. Soñar con una sandía calada o partida significa que su pedido fue concedido (pues así, el fruto que hasta ahora estaba cubierto por la dura corteza, queda revelado y disponible libremente).

UVAS. Soñar con uvas blancas es una buena señal para el soñante.

El que sueña con uvas negras, si es en la estación de las uvas, es indicador de algo bueno para él; de lo contrario es algo malo y requiere de Misericordia divina. Porque el árbol del que comió Adam, según cierta opinión del Talmud, era una vid.