Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

El barrio judío y otras atracciones de Gerona



El barrio judío y otras atracciones de Gerona

es una de las joyas turísticas de España, entre otras razones por su barrio judío. Aquí te develamos todos sus secretos…


La ciudad de Gerona, fundada por los romanos, tiene en su núcleo antiguo uno de los mejores conjuntos históricos del país: murallas medievales, monumentos románicos y góticos, espacios barrocos y uno de los barrios judíos mejor conservados de Europa.

La ciudad nueva, equilibrada y dinámica, alberga obras notables del novecentismo y muestras destacadas de la arquitectura contemporánea. A orillas del río que refleja sus pintorescas fachadas, el pasado y el presente se unen para ofrecer al visitante una lección plástica de historia, de arte y de vida.

Caminar por las calles del Barrio Judío, contemplar los dos mil años de historia a través de sus edificios, sus plazas y rincones, es una experiencia que enamora.

El Call
Call de Gerona
Es el antiguo barrio judio. Del año 890 al 1492 en que fueron expulsados por el decreto de los Reyes Católicos, los judíos vivieron en el Call de Gerona episodios muy dolorosos.

La vida de la Aljama, que estuvo integrada por más de mil personas, se concentraba alrededor de la Sinagoga, lugar donde se reunía la comunidad y que principalmente estaba destinada al culto religioso.

Desde estos callejones fantasmales se extendió una poderosa influencia económica, cultural, científica y se escribió uno de los capítulos básicos de la mística judía, que proyectaron sus enseñanzas hasta horizontes muy lejanos.

El maestro que escribió la muestra más antigua de poesía cabalística fue Moisés Ben Nahman conocido por Bonastruc de Porta. Nació en Gerona en el año 1194, médico, filósofo y talmudista que por su sabiduría y virtudes consiguió el cargo honorífico de Gran Rabino de Gerona y posteriormente el de Gran Rabino de Cataluña.

Dentro del barrio del Call de Gerona se puede visitar el Museo de Historia de los Judios y El Instituto de Estudios Nahmanides.

Museu d’historia del Jueus
El barrio judío y otras atracciones de Gerona 1
Patronat Municipal Call de Gerona – Carrer Força, 8

El Museo propone un recorrido por la historia de los judíos catalanes desde el siglo IX hasta el siglo XV, organizado en diferentes ámbitos expositivos, y reúne la colección lapidaria hebrea más importante del país.

HORARIO:

Mayo a octubre: De lunes a sábado de 10 a 20 h.
Domingos y festivos de 10 a 15 h.
Noviembre a abril: De lunes a sábado de 10 a 18 h.
Domingos y festivos: de 10 a 14 h.  
 
Y ya que estamos en Gerona:

La catedral de Gerona
El barrio judío y otras atracciones de Gerona 2
La impresionante Catedral de Gerona es un conjunto arquitectónico que pertenece a diferentes épocas que van desde los siglos Xl al XVIII. Su grandiosa nave que mide 22,98 m. es la más ancha de la arquitectura gótica mundial.

La escalinata de la Catedral, de 90 escalones, es la mayor de las escaleras del arte barroco y una de las más singulares de Europa.

Dentro de la Catedral podemos visitar el Museo y el Claustro. El Museo expone el célebre Tapiz de la Creación (s.XI) bordado románico único en su género de fama universal, representa escenas de la creación del universo; el Beatus (s.x) manuscrito, uno de los más valiosos de los existentes y una rica colección de orfebrería medieval.

Ex-colegiata de Sant Feliú

La iglesia del s.XIII-XVI es la de más tradición de Gerona, donde son veneradas las reliquias de Sant Narcís, patrono de la ciudad y de Sant Felix. El insólito campanario no frecuente en Cataluña, consta de ocho pináculos laterales y uno central descabezado apoyado sobre una base octogonal.

En el interior se encuentra el sepulcro de Sant Narcís y los sepulcros paleocristianos (s.lIl-IV d.C.) importados de Italia, encastados en las paredes del presbiterio, son los tesoros más excepcionales de esta iglesia.

Baós árabes
El barrio judío y otras atracciones de Gerona 3
Edificio románico del siglo XII semejante a las termas o baños públicos romanos. Se puede admirar la sala de los baños calientes, las habitaciones para los baños de vapor y sobre todo la gran sala de agua fría, con su rústica bóveda de cañón y la cúpula central sobre esbeltas columnas. A pesar de la presencia de elementos de origen musulmán la construcción responde al estilo románico occidental.

HORARIO DE VISITAS:

De abril a septiembre:

De lunes a sábado de 10 a 19 h. Domingos y festivos, de 10 a 14 h. De octubre a marzo: de martes a domingo de 10 a 14 h. Cerrado los dias 1 y 6 de enero. Domingo de Pascua y el 25 y 26 de diciembre.

Paseo de la muralla
El barrio judío y otras atracciones de Gerona 4
Es una obra artificial pero ayuda a conocer de cerca los monumentos de Sant Pere de Galligants, Sant Nicolau y el Valle de Sant Daniel, que es uno de los rincones más bonitos de Gerona.

Desde el Paseo Arqueológico hasta la Torre Gironella se puede pasear por toda la Muralla. Desde la Muralla se puede disfrutar de un privilegiado mirador de la ciudad.  

Parque de la Devesa

El parque urbano más extenso y frondoso de Cataluña, con imponentes avenidas de más de dos mil quinientos plátanos.

No hay poeta de Gerona que no haya dedicado alguno de sus versos a la Devesa, ya sea para cantarle a la primavera cuando los árboles brotan, o al verano, cuando ofrecen una agradable y espesa sombra, o al otoño cuando caen las hojas formando una alfombra e incluso al invierno, lleno de humedad y desolación.

Asimismo en la Devesa encontramos los Bares-Terraza “Carpes” los cuales atraen a mucho público que va a tomar unas copas, conversar y ver los espectáculos que se celebran durante estos meses.

La rambla

Desde tiempos medievales ya se utilizaba la Rambla como mercado, hoy es uno de los centros comerciales de Gerona y un lugar de paseo y de encuentro de la gente de Gerona, en donde podemos disfrutar de un amplio surtido en bares, cafeterías, heladerías, etc.

Casas del Onyar
El barrio judío y otras atracciones de Gerona 5
Las casas del río fueron construidas a finales de la Edad Media, adosadas a las murallas que contenían el barrio antiguo. La visión de las casas junto al río y de los puentes que lo cruzan ha inspirado a poetas, pintores y literatos. En 1983 fueron pintadas de colores vivos y se transformaron en una de las imágenes más conocidas de la ciudad.