Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Estados Unidos y los sobrevivientes de la Shoá



Estados Unidos y los sobrevivientes de la Shoá

El 22 de diciembre de 1945, termina el plazo para ser reconocido como "desplazado" y poder emigrar a los . La mayoría de los sobrevivientes de la Shoá quedó afuera, y miles de colaboracionistas con los nazis adentro


Esta fue en 1945 la fecha límite para el reconocimiento como “Persona Desplazada” que permitiría emigrar a Estados Unidos bajo la “Ley Estadounidense de Personas Desplazadas”  de 1948. 

Esa legislación permitió que 400.000 personas sean admitidas en los EE. UU., más del 70 por ciento de ellos provenientes Europa del Este y la Unión Soviética.

“Sin embargo, detrás de esas estadísticas se oculta un sesgo sistémico contra judíos y católicos, que convirtió a la Ley de Personas Desplazadas de 1948 en una acto de exclusión más que de inclusión”, escribió el historiador Richard Rashke.

La… fecha de corte. . volvió inelegibles a más de 90 por ciento de los judíos, en su mayoría polacos, que habían sobrevivido al Holocausto. Recibidos con pogromos en la Polonia de posguerra, habían buscado refugio en la vecina Alemania después del 22 de diciembre de 1945“.

Se dio más bien preferencia a los agricultores, una regulación que favoreció a ucranianos, bielorrusos y descendientes de colonos alemanes en Europa del Este – poblaciones que incluían numerosos
colaboracionistas con el nazismo.

Después de la guerra, los campos de desplazados estaban colaboracionistas con el nazismo de Europa del Este, incluidos aproximadamente 5000 guardias SS como John Demjanjuk y miembros de los tres más viciosos grupos fascistas antisemitas de Europa central y los Balcanes: Partido de la Cruz Flechada (Hungría), Guardia de Hierro (Rumania) y Ustasha (Croacia).

El FBI y la CIA dieron la bienvenida a los colaboradores nazis como si fueran monedas caídas del cielo
“.
– Richard Rashke