Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

J. Heydecker, fotógrafo del Gueto



J. Heydecker, fotógrafo del Gueto

El 13 de febrero de 1916, nace J. Heydecker, el soldado nazi que conservó 42 fotografías tomadas dentro del Gueto de Varsovia usadas como evidencia durante el juicio de Nuremberg


En esta fecha de 1916, nace en Nuremberg Joe J. Heydecker, un soldado del ejército nazi que conservó cuarenta y dos fotografías que tomó dentro del gueto de Varsovia a principios de 1941.

Heydecker era un periodista y fotógrafo que recibió la orden de ir a Varsovia para unirse a una unidad de propaganda.

Antinazi por convicción, secretamente tomó cientos de fotos a pesar de que los nazis prohibieron a los fotógrafos independientes en 1941.

Con la ayuda de dos amigos de su unidad militar y su esposa, mantuvo las películas a salvo incluso cuando la Gestapo allanó su casa.

Finalmente, sus imágenes se utilizaron como prueba en los juicios de Nuremberg, y él fue uno de los pocos periodistas alemanes que informó sobre ellos.

Después de la guerra, Heydecker habló en la radio alemana sobre los horrores que había presenciado. Se mudó a Brasil, donde se mostraron sus fotos al público por primera vez como parte de una exposición en una galería en 1981 y de un libro.

Me resulta difícil explicar por qué han pasado casi cuarenta años antes de que pudiera publicar estas imágenes”, escribió. “Yo creo que simplemente no tenía la fuerza suficiente como para escribir el texto, aunque lo intenté varias veces. . . . Ahora hago lo que puedo para dejar lo que está sellado en mi memoria, por débil que sea, porque se acaba el tiempo“.

Heydecker murió a los 81 años en Viena, en 1997.

En 1937 había pasado un año viajando con sus padres por toda Polonia, Polonia, especialmente por Galicia y Volinia, en donde fueron recibidos como huéspedes por  familias judías. Sus padres trabajaban en la industria cinematográfica.

Heydecker había interrumpido su trabajo como aprendiz de fotógrafo para viajar con sus padres, quienes previamente habían pasado tiempo fuera de Alemania, incómodos con la situación política.

Heydecker cuenta que su padre decía: ‘En un país como este no viviré’. . . Durante el año que Heydecker pasó en Polonia, estuvo mucho tiempo en Varsovia y afirma que fue ‘capaz de moverse en un mundo que todavía era libre, para leer libros, revistas y periódicos y asimilar información que hubiera sido imposible dentro de Alemania después de 1933. Vi a la Alemania nazi como realmente era. Eso no solo me inmunizó contra sus tentaciones, sino que me opuse a ella
‘”.
– Kathryn Berman, Yad Vashem