Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

António José da Silva y la Inquisición



António José da Silva y la Inquisición

El 18 de octubre de 1739, el dramaturgo brasileño António José da Silva es torturado y asesinado por la Inquisición de Lisboa por "judaizar"


En esta fecha de 1739, António José da Silva, destacado dramaturgo portugués de principios del siglo XVIII, es sometido al garrote y quemado vivo por la Inquisición en Lisboa, a la edad de 34 años.

Dos años antes había sido arrestado por “judaizar”.

Da Silva había nacido en Brasil en 1705 en el seno de una exitosa familia de origen judío, pero toda la familia fue forzada a regresar a Lisboa cuando su madre fue deportada a en 1712 para ser encarcelada y torturada debido a su secreta observancia del judaísmo.

Da Silva comenzó a escribir obras de teatro satíricas mientras era estudiante de derecho, lo que llevó a su arresto y tortura (junto con su pobre madre. por segunda vez).

Sin embargo, sobrevivió a la terrible experiencia y se convirtió en una destacada figura literaria, escribiendo comedias de crítica social y que variaban en estilo, desde espectáculos de marionetas hasta óperas y burlescos.

Esos trabajos le valieron muchos enemigos, y en 1737, la Inquisición se abalanzó sobre el escritor -conocido como “el judío”- y su esposa, que sobrevivió poco tiempo al asesinato de su esposo en la hoguera.

“Encontró [en Portugal] una sociedad ignorante y corrupta gobernada por un monarca inmoral y fanático, que malgastó millones en no rentables edificios aunque el país estaba casi sin carreteras y la gente se había convertido en la más atrasada de Europa.

Como muestran sus obras de teatro, tal espectáculo golpeó la sensibilidas de Antonio, pero tenía que criticar con precaución.

Produjo su primera obra de teatro u ópera en 1733, y al año siguiente se casó con una prima, D. Leonor María de Carvalho, cuyos padres había sido quemada por la Inquisición, mientras que ella misma había pasado por un auto de fe en España y había exiliada a causa de su religión.

Tuvieron una hija en 1734, pero los años de felicidad y de carrera de Silva fueron pocos, pues el 5 de octubre de 1737 marido y mujer fueron encarcelados bajo el cargo de ‘judaizar.