Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Femtech, tecnología para mejorar la vida de las mujeres



Femtech, tecnología para mejorar la vida de las mujeres

Hartas de la discriminación de género, las mujeres emprendedoras están liderando la carga para hacer de Israel una potencia del femtech


Israel, ampliamente conocida como la nación de las startups, se está convirtiendo en una fuente de innovación también en el campo de la femtech, las tecnologías centradas específicamente en la salud y el bienestar de las mujeres

El campo ha crecido significativamente y el ecosistema tecnológico en Israel está cambiando. Al mismo tiempo, lograr financiación es todavía una batalla cuesta arriba en todo el mundo.

Pero dado que las mujeres representan la mitad de la población mundial y toman el 80% de las decisiones de gastos en de atención médica, los inversores están comenzando a percibir las posibilidades del femtech.

El campo de las femtech israelíes incluye alrededor de 130 empresas. En 2021, se invirtieron aproximadamente USD$160 millones en las empresas israelíes de femtech, por debajo de los USD$215 millones de 2020, pero apenas por encima de los USD$ 157 millones de 2019.

Las dificultades de las empresas israelíes de femtech reflejan la escena global, donde solo el 3% de todos los fondos de salud digital se destinan a femtech -según un informe reciente de McKinsey & Company-, con estimaciones para el tamaño actual del mercado que oscilan entre 500 y 1000 millones de dólares.

Además de eso, existe un estigma en torno a la anatomía y fisiología femenina que no ha sido superado por completo.

Hoy en día, hay más mujeres capitalistas de riesgo en Israel y en todo el mundo que antes, pero la mayoría siguen siendo hombres.

¿Qué hacen las empresas de femtech?

Las 130 empresas femtech actuales de Israel incluyen 50 que ofrecen soluciones de salud digital.

Alrededor del 40 por ciento de estas 130 empresas fueron fundadas por mujeres o por hombres y mujeres juntos, en comparación con sólo el 16 por ciento de todas las empresas tecnológicas israelíes.

Israel tiene la tasa de fertilidad más alta de la OCDE, y el estado cubre el costo de los tratamientos de FIV para las mujeres de hasta 45 años.

Por lo tanto, no sorprende que la fertilidad, la FIV y el cuidado de la madre y el bebé sean áreas importantes para las nuevas empresas israelíes de femtech. Pero también se están abordando otras áreas críticas de la salud de la mujer.

Algunos ejemplos:

Gina Life, que está desarrollando una plataforma que aplica ciencia de datos e IA a un conjunto de biomarcadores -proteínas- presentes en las secreciones vaginales para el diagnóstico temprano de enfermedades como el cáncer de ovario. Se estima que estará disponible para los consumidores en 2023.

Gals Bio, una empresa establecida en 2016, ha desarrollado un dispositivo para medir la sangre menstrual. Un cruce entre un tampón y una copa menstrual, el Tulipon patentado y biodegradable también utilizará biomarcadores para detectar enfermedades.

Además de los biomarcadores, también mide el flujo sanguíneo. La mayoría de las mujeres no sabe cuál es su nivel de sangrado menstrual, pese a que  el sangrado abundante puede indicar deficiencia de hierro, síndrome de ovario poliquístico, perimenopausia, y otros trastornos.

AIVF, desarrolló la primera plataforma para clínicas de FIV. Utiliza ciencia de datos e inteligencia artificial (IA) para hacer que el proceso de fecundación in vitro sea más preciso y eficiente. El resultado para las familias: menos dinero gastado y menos tiempo para lograr el embarazo.

SafeUP es una aplicación que crea una comunidad global de mujeres que se cuidan entre sí para poder sentirse seguras. Las usuarias pueden llamar a otras mujeres que se encuentran cerca para que las acompañen por audio o videollamada o para que acudan en su ayuda en persona.

Illumigyn, una plataforma de imágenes ginecológicas remotas, se destaca con los 33 millones de dólares que recaudó, lo que permitió que la empresa comience a tener presencia en los Estados Unidos, los Emiratos Árabes Unidos, India, Singapur y Corea del Sur.