Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Benat, la tradición feminista de Januca de los judíos del norte de África



Benat, la tradición feminista de Januca de los judíos del norte de África

Rosh Jodesh el Benat, o "Primero de mes de las hijas", cae el primer día del mes hebreo de Tevet y celebra a las hijas con espléndidas reuniones y regalos...


Rosh Jodesh (literalmente “Cabeza del mes”) es una festividad que los judíos del norte de África celebraban el sexto día de , el primer día del mes hebreo de Tevet.

A veces llamada por su nombre árabe “Aid al Benat”, la fiesta es una celebración de las hijas, a quienes sus familias les regalan dulces exquisitos preparados especialmente y todo tipo de obsequios.  

Tradicionalmente se celebraba con alimentos especiales: éclairs largos de chocolate; pastelillos de sémola remojados en agua azucarada, conocidos en algunas familias como “fartas”; bolas de almendras dulces; y “bjawia”, un budín firme relleno de pistachos y al menos otros cinco tipos de frutos secos.

Aunque es  principalmente una costumbre tunecina, Rosh Jodesh el Benat también es celebrado por judíos marroquíes, argelinos y libios.

Muchos creen que la festividad se creó para recordar los acontecimientos relatados en el Libro de Judith, la heroína judía que mató a un general asirio cuyas tropas habían sofocado sin piedad una rebelión judía.  

Otras tradiciones dicen que es la contraparte femenina de una celebración de niños judíos, Shabat Yitro, que se observa el 24 del mes hebreo de Shevat, fecha que coincide con la lectura de la parashá  de la Torá que relata la historia de Jetro. el suegro de Moisés.

En ese sentido, sería una fiesta que las mujeres crearon porque necesitaban transmitir el judaísmo de una manera alternativa a cómo lo hacían los hombres  

El Benat también es un reflejo del estatus relativamente elevado de la mujer entre los judíos de Túnez, que es uno de los países más progresistas del mundo árabe en lo que respecta a los derechos de la mujer.

Las mujeres tenían un estatus de importancia en la comunidad judía tunecina: eran consideradas un regalo para la familia y recibían un elevado nivel de educación. 

Se celebraba originalmente en familia o con amigos cercanos, pero eso ya no es posible porque los judíos tunecinos están dispersos por todo Israel y Francia, sobre todo. Se necesita una población judía concentrada en un lugar para celebrarlo como antes.

En su lugar, la Federación Mundial de Judíos de Túnez en Israel ha organizado las celebraciones durante los últimos 15 años.

Y en Marsella, Francia, donde viven muchos judíos tunecinos, son las familiias las que organizan los festejos invitando a otras personas a celebrar Rosh Jodesh el Benat con ellas.