Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Magdala, la sinagoga donde rezaban Jesús y María Magdalena



Magdala, la sinagoga donde rezaban Jesús y María Magdalena

El descubrimiento de la magnífica "piedra de Magdala" trajo nuevamente a la luz a la localidad de origen de María Magdalena...


La piedra de Magdala, señalada como uno de los hallazgos arqueológicos más importantes del Israel moderno, fue encontrada en 2009 durante un examen arqueológico de rutina antes de la construcción de un centro católico de retiro en Migdal, cerca del lago Tiberiades.
 
Los arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel descubrieron una bien conservada sinagoga del siglo I y una ciudad más grande, que se presume fue 
la ciudad natal de María Magdalena.
 
Incluso hay quienes piensan que Jesús, que según los Evangelios creció en la región de Galilea, podría haber visitado o rezado en esa sinagoga.

La llamada “Piedra de Magdala”, que se encontró dentro de la sinagoga, ofrece tanta información significativa sobre la vida judía en el siglo I ec y la era del Segundo Templo en Jerusalén que ha cambiado la comprensión académica del judaísmo de la época y la del cristianismo primitivo. 
Magdala, la sinagoga donde rezaban Jesús y María Magdalena 1
Se cree que la piedra es una de las primeras representaciones artísticas del el Segundo Templo de Jerusalem, realizada por un artista que probablemente haya visto en persona el Segundo Templo. Contiene el mayor número de símbolos del Templo jamás encontrados juntos en un mismo objeto.

El lado mayor de la piedra representa el costado de un edificio que tiene arcos con pilares, con un diseño tridimensional para crear la ilusión de presencia en el Templo. La parte posterior de la piedra también representa una estructura con pilares, con dos ruedas sobre una forma geométrica, ilustrando el fuego.

Magdala, la sinagoga donde rezaban Jesús y María Magdalena 2
Presumiblemente, el frente y los lados de la piedra representan el Segundo Templo en Jerusalén, y la parte posterior con las ruedas y el fuego, representa el Santo de los Santos.

Entre todas sus características, la representación de una menorá fue la que produjo el mayor impacto entre los arqueólogos, que sostienen que es la imagen más antigua jamás encontrada de la menorá de siete brazos del Segundo Templo, y la primera descubierta dentro de un contexto religioso judío.


Magdala, la sinagoga donde rezaban Jesús y María Magdalena 3