Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Encuentran un magnífico edificio municipal de Jerusalem de hace 2000 años



Encuentran un magnífico edificio municipal de Jerusalem de hace 2000 años

Es uno de los edificios públicos más importantes del período del Segundo Templo jamás descubierto...


Arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel han encontrado lo que podría haber sido un edificio municipal de hace 2000 años, a unos cientos de metros del ayuntamiento actual.

La gran estructura es una nueva atracción del renovado “Tour de los Túneles del Muro de los Lamentos”, que permite a los turistas visitar la ciudad milenaria que coexiste bajo la tierra con la próspera capital del Israel actual.

Construida alrededor del año 20 ec, la estructura de la era romana se encontraba frente a una de las calles principales que conducían al Monte del Templo y se usaba como triclinio, o comedor, para “miembros notables” de la sociedad en su camino al Templo de Jerusalem, según el comunicado de la IAA.

Originalmente construido con una fuente de agua ornamentada y capiteles corintios decorativos, el impresionante edificio experimentó una serie de cambios estructurales en sus 50 años de uso antes de la destrucción del Segundo Templo en el 70 ec..

La enorme estructura pronto estará abierta al público como parte del Tour de los túneles del Muro de los Lamentos, que ha sido reformado para contener diferentes caminos y experiencias.

Los arqueólogos pensaron al principio que el “ayuntamiento” se construyó durante el período asmoneo, anterior al romano. 
Ubicada al oeste del Arco de Wilson, justo al lado de la sinagoga para hombres del Muro de los Lamentos, una de las cámaras descubiertas y documentadas en el siglo XIX por Charles Warren. Otros arqueólogos también estudiaron la sala en el siglo XX.

Sin embargo, después de más estudios, los arqueólogos dataron el edificio no antes del año 20 ec.

Lo que sí saben los arqueólogos es que durante sus 50 años de uso, la gran estructura pública se separó en tres espacios diferentes, la fuente se dejó de usar y se agregó lo que parece ser un baño ritual o mikve. justo antes de la destrucción de Jerusalén.

A pesar de la clara influencia romana en la arquitectura del edificio, Jerusalén en ese momento todavía era una ciudad culturalmente judía. Las decoraciones descubiertas en una cornisa esculpida con pilastras (pilares de soporte planos) no incluían imágenes talladas, prohibidas por la Torá.

La era probablemente utilizada por funcionarios de la ciudad que querían impresionar a sus invitados.

Los actuales visitante del sitio pueden imaginar con facilidad la opulencia del lugar: las dos cámaras laterales se usaban como salas de recepción ornamentadas y entre ellas había una magnífica fuente con agua brotando de tuberías de plomo ubicadas en medio de los capiteles corintios que sobresalían de la pared.

Una de las características únicas de la antigua Jerusalén es que secciones enteras de la ciudad quedaron completamente intactas bajo tierra.

En la mayoría de los casos, las nuevas construcciones se levantaron sobre estructuras más antiguas, usando los techos abovedados como cimientos y los espacios de debajo aún intactos como sótanos o cisternas, o incluso habitaciones ocultas.