Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Encontraron la casa de Jesús en Nazaret?



¿Encontraron la casa de Jesús en Nazaret?

Un arqueólogo habría ubicado la casa donde vivían Jesús, María y José en cuando Jesús era un niño...


Se trata del profesor Ken Dark de la Universidad de Reading, en , publicada en un libro reciente, “The Sisters of Nazareth Convent: A Roman-period, Byzantine, and Crusader site in central Nazareth ” (Routledge Press).

 Dark ha pasado más de una década estudiando las ruinas del siglo primero ec que se encuentran debajo del convento moderno. La primera vez que sugirió que este sitio era el hogar de infancia de Jesúa y su fue en el siglo XIX, algo descartado por los arqueólogos en en la década de 1930.

Sin embargo, Dark seguía intrigado, por lo que inició un proyecto para estudiar el sitio hace 14 años. No con la intención de encontrar la casa de Jesús, sino para estudiar la de la ciudad como centro de peregrinaje cristiano bizantino.  

Según Dark, la antigua vivienda estaba debajo de una de la era bizantina, que está a su vez debajo del Convento de las Hermanas de Nazaret. 

Su trabajo no consistió en una nueva excavación, sino en un nuevo estudio del sitio, un estudio de los archivos y objetos de décadas de excavaciones anteriores, y un nuevo examen del área, reexpuesta cuando hubo que renovar el piso del convento.

Dark no afirma que se trate con certeza de la “casa de Jesús”, pero sí que probablemente sea lo que los cristianos del siglo IV a más tardar creían que era esa casa, y que no hay ninguna razón arqueológica que vuelva imposible esa identificación.

Su trabajo reveló que el edificio fue tallado en las rocas de una ladera y que la casa original fue construida por alguien que era experto en el trabajo en piedra. A José se le llama “tekton” en los Evangelios, una palabra antigua para designar a un artesano o a un carpintero, o sea alguien con la capacidad de tallar la piedra.

Arqueólogos israelíes excavaron entre 2009 y 2010 un sirio en el centro de Nazaret cerca del examinado por Dark, en el que se descubrieron restos de una casa romana primitiva, probablemente parte de la aldea judía de Nazaret, donde se considera que Jesús fue criado.

El convento se encuentra muy cerca de la actual basílica, el área que generalmente se acepta como el núcleo antiguo del pequeño poblado judío de la época romana.   

La posibilidad de datar el edificio con certeza se vio obstaculizada por el hecho de que el sitio fue excavado a fines del siglo XIX y principios del XX por las monjas residentes, y no como una excavación científica, lo que impidió relacionar en forma confiable los restos de cerámica encontrados con partes específicas de la excavación.

Para realizar la datación precisa de los restos de la antigua casa, sería necesario realizar una nueva excavación en las inmediaciones.  

Por lo tanto, mientras que la cueva es casi con seguridad romana (por estilo), los restos del edificio podrían ser anteriores o incluso posteriores. Es poco probable que la población judía de Nazaret viviera encima -o debajo- de una cueva funeraria judía.

En resumen, Dark considera que, si bien hay mucha evidencia para apoyar su teoría, no es de ninguna manera concluyente.

Por un lado, es totalmente plausible pensar que fue el hogar de infancia de Jesús. Pero, por otro lado, probarlo está más allá del alcance de la evidencia.