Emanuel Litvinoff contra T. S. Elliot



Emanuel Litvinoff contra T. S. Elliot

El 5 de Mayo de 1915, nace el poeta y novelista , famoso por su "batalla poética" contra el antisemitismo de


En esta fecha de 1915 nace en Londres el poerta Emanuel Litvinoff, que criticó el antisemitismo de T. S. Eliot en su poema, “A T. S. Eliot “, que leyó en 1951 frente a una multitud que incluía al propio  Premio Nobel de Literatura de 1948.

Litvinoff escribió varios libros de , así como novelas que retrataban la vida de los inmigrantes judíos en el East End de Londres, y luego de la guerra fue activo en los movimientos de solidaridad con los judíos del bloque soviético.

En 1948, T. S. Eliot incluyó en su antología de poemas uno de 1920, “Burbank With a Baedeker: Bleistein With a Cigar “, que incluía descripciones de “Bleistein” como esta: 

Una flácida flexión de las rodillas
Y los codos, con las palmas hacia fuera
Chicago Semita Vienés
Un ojo sin brillo que protruye
Mira desde el limo protozoico… 
Las ratas debajo de las pilas
El judío debajo del lote


Litvinoff le opuso en su poema líneas como:

Bleistein es mi pariente y comparto
el limo protozoico de Shylock, una página
en Stürmer, y, debajo de las ciudades
un lugar algo más bajo que las ratas
Sangre en las alcantarillas.
Trozos de nuestra carne
flotan con la basura en el Vístula” 

Eliot estaba presente en la audiencia cuando Litvinoff incluyó el poema en una lectura en el Instituto de Arte Contemporáneo de Londres.

Se produjo un pandemonio”, escribió Margalit Fox en el New York Times.”El poeta Stephen Spender se levantó y lo denunció por insultar a Eliot, lo que incitó a otros en la multitud a gritar “Escucha, escucha” en asentimiento…

H
abía, sin embargo, una voz disidente. En medio del tumulto, a un hombre en la parte posterior de la sala se le cuchó murmurar ‘Es un buen poema. Es un muy buen poema’.

Era Thomas Stearns Eliot”.

Aún caminando con Cohen cuando explotó el sol
y la oscuridad ahogó nuestras fosas nasales,
y el humo a la deriva sobre Treblinka
apestaba a humeantes cenizas de niños,
pensé qué enojado poema

habrías hecho de esto, dada la compasión…
– Emanuel Litvinoff, “A T.S. Eliot”