Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Las canciones judeoespañolas



Las canciones judeoespañolas

Una selección de canciones clásicas de la tradición judía sefaradí...


La forma musical de las canciones judeoespañolas varía mucho. La mayoría son muy pegadizas, con un fuerte énfasis en la melodía. Se prestan a una fácil armonización y acompañamiento rítmico, lo que ha ayudado mucho a su popularización.

El disco “Juego de siempre”, editado por el Museo de la Diáspora Judía (Bet Hatefusot) tiene otro enfoque: Esti Kenan Ofri eligió las canciones principalmente por su contenido ético y dramático, que retratan. con humor o tristeza, escenas de la vida familiar, dentro de la comunidad judía, y entre los judíos y sus vecinos no judíos.
 
Las canciones judías españolas forman parte de la especial herencia de esta comunidad, desarrollada a lo largo de casi un milenio de vida judía en España, sin duda teñida en gran medida por la cultura local española y llevada por los judíos a sus países de dispersión.

Las canciones judeo-españolas se transmitieron a lo largo de los siglos en forma oral, y no escrita, y son de contenido generalmente laico. transmitidas de madre a hija, y exclusiva de la tradición judía sefaradí.

La contribución judía a la cultura de la península ibérica fue significativa, pero hoy en día es difícil saber qué canciones eran de origen judío y cuáles no, aunque cantadas por los judíos y llevadas con ello a donde quiera que fueran.

Las personas que abandonan un país a menudo tienden a aferrarse a su cultura de origen más que las que se quedan en casa. Este parece haber sido el caso de los judíos españaoles exiliados, que conservaron las canciones del “viejo país”. A veces, son los únicos que las han mantenido con vida.

Las canciones judeoespañolas recién comenzaron a recopilarse por escrito a fines del siglo pasado; y solo a principios de este siglo comenzó la investigación y el trabajo de escribir las melodías y grabar la música: todavía queda un largo camino por recorrer.
 
En lo que respecta a su contenido, las canciones se pueden dividir en tres tipos:

1. Cantos caballerescos españoles asociados a la Edad Media, desprovistos de contenido judío, y a veces bastante toscos y sangrientos, en los que los caballeros, monarcas y todos los personajes son típicamente españoles.

2. Canciones con un distintivo sabor judío, que hacen referencia a figuras como “nuestro padre Abraham”, “Moisés, nuestro maestro”, el rey David, el rey Salomón, o acontecimientos importantes en la historia de Israel como cruzar el Mar Rojo, la entrega de la Torá, etc. Algunas de esas canciones probablemente fueron escritas después de la expulsión de España.

3. Canciones no asociadas a ninguna entidad nacional o religiosa, sobre la condición humana en general, con especial referencia a las mujeres, ya que estas canciones – de amor, nanas, tristes y alegres, humorísticas – suelen ser cantadas por las mujeres.
 
Cada canción es un pequeño drama, la selección completa representa una variedad de tipos: hombres y mujeres de todas las edades, niveles sociales y ocupaciones, en un tapiz de escenas del hogar y la comunidad a lo largo de las estaciones del año y el transcurso del día, desde la mañana hasta la medianoche, desde el nacimiento hasta la muerte, desde el matrimonio de una generación a la siguiente.
 
Siguiente:  Dia i noche