El cowboy judío de Hollywood que inventó el “pastel en la cara”

El cowboy judío de Hollywood que inventó el "pastel en la cara"

Seguramente has visto cientos de veces a los Tres Chiflados estrellándose pasteles en la cara unos a otros. Este señor tuvo la idea y, de paso, filmó la primer película "anti-machirulos" de la historia...

Maxwell Aronson, un niño judío de Arkansas, logró lo que otros muchos niños han soñado: llegar a ser vaquero. 

Y, en el camino, se convirtió en un pionero del cine, y en inventor de un género cómico en si mismo: el “pastel en  la cara”. Y, de más está decirlo, también fue el responsable de su primera aparición en la pantalla grande.

En el proceso dejó su nombre de nacimiento detrás, para ser conocido por todos los cinéfilos por su personaje de “Bronco Billy“.

Siendo adolescente, a Aronson lo condujo su vocación hasta Nueva York y el vodevil. 

Pronto conoció a Edwin S. Porter, quien lo eligió para actuar en The Great Train Robbery, el film anunciado como ¡”la primer película con argumento”! 

Es en ese momento que adopta el nombre artístico de Gilbert M. Anderson, con el que pronto se convertiría en el primer actor famoso de westerns protagonizando 148 películas cortas.

Pero Anderson/Aronson realmente abrió nuevos caminos cuando cofundó los Estudios Essanay. 

En 1909, dirigió Mr. Flip, una comedia muda sobre un hombre que se pasea por el pueblo prestando atención no deseada a las mujeres. 

Quienes -en reacción- lo electrocutan, le ponen tijeras en la silla, lo rocían con agua mineral y (claro está) le estrellan un pastel en la cara.

Te invitamos aquí debajo a ver Mr. Flip, que es, también, el primer film “anti-machirulo” de la historia.

Con ustedes... ¡Mr. Flip!