Así se burlaban de los nazis en 1941



Lambeth Walk - Nazi Style

60 años antes de YouTube, este corto burlándose de Hitler es considerado como uno de los primeros videos remixados con fines políticos....


, el original

The Lambeth Walk” es una canción del musical británico de 1937 Me and My Girl, con libro y letra de Douglas Furber y L. Arthur Rose y música de Noel Gay.

La canción toma su nombre de una calle de Londres, Lambeth Walk, conocida por su mercado callejero y las manifestaciones culturales de su clase trabajadora.

La coreografía del musical inspiró un paso de baile que se hizo inmensamente popular en la época, e imitaba la manera de caminar y las posturas corporales atribuidas a los “cockneys”, la clase popular londinense.

La locura por este baile llegó incluso al Palacio de Buckingham, con el Rey George VI y la Reina Isabel asistiendo a una actuación y uniéndose al grito “Oi” con que que termina el coro.

La moda llegó a los Estados Unidos en 1938, donde el baile se hizo especialmente popular en los clubes nocturnos, y luego llegó a París y Praga. 

En Alemania, Adalbert Lutter hizo una adaptación en idioma alemán llamada Lambert’s Nachtlokal que rápidamente se hizo popular en los clubes de swing.

Los nazis la llamaron en 1939 “diablura judía y brinco de animales“, y la usaron como ejemplo para demostrar por qué la “revolución de la vida privada” era una de las grandes tareas pendientes del nacionalsocialismo en Alemania. 

Lambeth Walk , versión antinazi

En 1942, Charles A. Ridley, un emprendedor empleado del Ministerio de Información británico, hizo un corto de llamado Lambeth Walk – Nazi Style, editando imágenes de la película El triunfo de la voluntad de la directora nazi Leni Riefenstahl para que pareciera que los nazis estaban bailando “The Lambeth Walk”.
 
En ambos bandos se reconoció la efectividad de esta parodia. La resistencia danesa solía entrar a los cines en la Dinamarca ocupada y obligar a los proyeccionistas a mostrar el corto. En Gran Bretaña, por su parte, se usó ampliamente como “interludio cómico” en los cines. 
 

El ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels aparentemente salió corriendo de rabia de una sala de proyección luego de verlo. 

Y colocó a Ridley en una lista de la Gestapo de personas que serían ejecutadas si Gran Bretaña era derrotada. 


El título en los créditos de esta versión redobla la apuesta y no deja lugar a dudas:

Schichlegruber doing the Lambeth Walk assisted by the Gestapo Hep-Cats“, algo así como ” Schichlegruber (apellido original del padre de Hitler, con el que se apuntaba al origen “bastardo” de éste) haciendo el Lambeth Walk, asistido por las bataclanas de la Gestapo”: