Cómo hacer negocios con Bill Gates

Y con el Banco Mundial, ¡y hasta con tu hija!