Chistes judíos: satisfacciones de una idishe mame



Chistes judíos: satisfacciones de una idishe mame

Si quieres hacer feliz a tu madre, ¡ya sabes lo que tienes que hacer!


Se encuentran dos amigas

Hola Sarita! ¿Cómo te va? ¿Cómo va todo?

Y, bien, vengo del Aeropuerto de despedir a mi hija.

Se fue de luna de miel, se separó del abogado y se casó con un médico.

Pero cómo, ¿Tu hija no estaba casada con un psicólogo?

Sí, antes: se separó del psicólogo, se casó con el abogado, se volvió a separar y ahora se casó con el médico.

Ay, querida Sarita, ¡te envidio! – dice la amiga –

¡Una sola hija y tantas satisfacciones!