Chistes judíos: el parto de la baronesa



Chistes judíos: el parto de la baronesa

¿Qué pasó cuando el Dr. Goldman fue a atender a la baronesa...?  


Aclaración: En la Europa del siglo XIX, los judíos que ascendían en la escala social solían cambiarse o acortarse el apellido para darle mas “elegancia”, y muchas veces ocultar su condición de judíos.

Un día llega el Doctor Goldman a la casa del Barón Yaport (ex Yapolsky), dado que la Baronesa Ostraix (ex Ostrober) de Yaport estaba por dar a luz.

Luego de ser recibido por dos sirvientes lo atiende el dueño de casa

– Monsieur le docteur, comment ça va?

– ¿Donde está madame la Baronesa?

– En el dormitorio, no puede más de los dolores

En ese momento se escucha la voz de la mujer

 – Oh, Mon dieu

Vamos a jugar al ajedrez, le dice el Dr. Goldman al marido.

Este, sorprendido, arma el tablero en una salita contigua al dormitorio y comienzan a jugar una partida.

Al rato se escuchan los gritos de la baronesa

– C’est terrible

– ¡Doctor, ya va a dar a luz!, dice el Barón

– ¡No, todavía no!, y sigue pensativo en el juego.

Al rato otra vez:

– ¡Oh! ¡Que dolor! ¡Ayuda por favor!

El Barón, con cara de desesperado mira al médico y le pregunta

– ¿Ahora Doctor?

– Tranquilo, todavía no..

De repente se escucha la voz de la mujer

– ¡Oy vei, Mame maine!

El médico se levanta rápidamente de un salto

¡Ahora sí, llegó el momento!