Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Chistes judíos: el mejor remedio para el insomnio



Chistes judíos: el mejor remedio para el insomnio 

Contar ovejas ayuda a todo el mundo, menos a...


Milman, fabricante de ropa sufría de insomnio y apenas podía mantener los ojos abiertos en el negocio.

El socio le pregunta:

– ¿Probaste el mejor remedio?

– ¿Cuál? –

– ¡Contar ovejas!

– Lo voy a probar

A la mañana siguiente, aparece mas cansado que nunca.

– ¿Qué pasó, hiciste lo que te recomendé? 

– ¡Lo hice pero pasó algo terrible!

Conté diez mil ovejas. Les saqué la lana. Mandé a hacer el hilado, la tela, produje cinco mil sobretodos y me pasé toda la noche preguntándome… ¿dónde conseguir veinte mil botones grandes y cincuenta mil botones chicos?