Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Nahit (garbanzos sazonados)



Nahit (garbanzos sazonados) 1

Un snack original y adictivo, lleno de significados místicos, que se sirve en una ocasión muy especial... ¡y una excelente idea para un patio cervecero!


El nahit suele ser conocido en las comunidades ashkenazíes con el nombre de “arbes” o “arbis”(que en idish quiere decir guisante, aunque se prepare con garbanzos).
 
Los judíos iraquíes, por su parte, tienen su propia versión, llamada “lablabi”, a la que se le agrega comino.
 
El nahit es el plato tradicional de la celebración llamada “Shalom Zachar” (pronunciada en idish como “Shulem Zucher”), que es la comida ceremonial que se ofrece cuando nace un niño. Sus dos componentes básicos son los garbanzos y la cerveza, y se sirve el viernes por la noche siguiente al nacimiento.
 
Ingredientes
 
Garbanzos secos (cantidad necesaria)
Sal (a gusto)
 
Procedimiento
 
Remojar en agua fría durante 10 o 12 horas garbanzos secos.
 
Escurrir y enjuagar en agua fría.
 
Agregar agua fresca ahsta que sobrepase por 5 cm. a los garbanzos.
 
Cocinar de 30 a 45 minutos en una cacerola cubierta. Añadir sal a gusto y seguir la cocción con la olla destapada hata que los garbanzos estén tiernos.
 
Escurrir, espolvorear con sal y servir caliente o frío.
 
Para una versión agridulce, se le puede agregar miel (1/2 taza para una lata de garbanzos).

¿Por qué se comen garbanzos en Shalom Zachar?

Para tomar cerveza con un snack sabroso y saludable, no se necesita ninguna explicación. Pero si se lo hace para celebrar el nacimiento de [email protected] niñ@, la historia es diferente.
 
Como siempre sucede a la hora de buscar el simbólico de las costumbres, las variantes abundan.
 
Para algunos, tiene que ver con la semejanza entre la palabra idish “arbis” (guisante) y la promesa de Dios a Abraham de multiplicar (“harbeh harbeh”) su descendencia.
 
La otra explicación es un poco más “creepy”: dice el Talmud que mientras el niño está en el vientre de la madre, un ángel le enseña toda la Torá. 

Pero antes de que nazca, el ángel golpea al bebé en boca, y que hace que el bebé olvide todo lo que aprendió.

El shalom zachor se entiende en este sentido místico como una manera de que la comunidad visite y consuele al alma del bebé, que ha perdido todo su conocimiento de la Torá. Algo así como un velorio por la sabiduría perdida.
 
Otros, más pesimistas, explican que el alma del bebé está de luto por el hecho de que descendió a este mundo en el que hay tanta negatividad y maldad.
 
Y los garbanzos son una comida tradicionalmente servida en los velorios, porque su redondez simboliza el ciclo de la vida.
 
Y porque no tienen ninguna “boda” (abertura”), así como el doliente no tiene “boca” para expresar su pena, consumido como está por el dolor.
 
Si todo esto no te parece una buena una idea para una serie de Netflix… ¡al menos puedes disfrutar de la cerveza!