Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Un nuevo tratamiento para la esclerosis múltiple permite que algunos pacientes vuelvan a caminar: estudio israelí



Un nuevo tratamiento para la esclerosis múltiple permite que algunos pacientes vuelvan a caminar: estudio israelí

El estudio observó una mejora en el 73% de los pacientes con esclerosis múltiple que recibieron una inyección espinal de células madre de los propios pacientes...


Los ensayos clínicos del nuevo tratamiento con células madre lograron “congelar” la progresión de la esclerosis múltiple y han permitido que algunos pacientes puedan incluso abandonar los bastones y muletas, según los médicos de Jerusalén que realizaron el estudio.

Los investigadores tomaron células madre de la médula ósea de los propios pacientes con esclerosis múltiple. Al reinyectarlas, notaron que lograban reconstruir el revestimiento externo de los nervios, la mielina, que se ve afectada por la esclerosis múltiple.

El ensayo clínico de fase 2 se realizó en el hospital Hadassah de Jerusalem, y obtuvo resultados sin precedentes en la mejoría clínica y la reparación de los daños provocados por la enfermedad.

Aunque actualmente existen varias buenas opciones de tratamiento para la esclerosis múltiple en los pacientes que experimentan remisiones, para quienes tienen una progresión continua hacia la discapacidad no existe actualmente un tratamiento eficaz que pueda detener sustancialmente la progresión hacia la discapacidad.

En el ensayo participaron 48 pacientes con esclerosis múltiple progresiva que habían probado al menos dos fármacos sin éxito.
Un tercio recibió placebo, un tercio por vía intravenosa, y un tercio las células madre inyectadas directamente en el sistema nervioso central, a través del líquido cefalorraquídeo
 
Al final de un año de tratamiento y tres inyecciones, la progresión de la esclerosis múltiple se detuvo en 40% de los pacientes que recibieron las células madre por vía intravenosa. En quienes las recibieron en el sistema nervioso central, la progresión de la enfermedad se “congeló” en el 60% de los casos.

Durante la segunda mitad del ensayo, alrededor del 73% de los pacientes que recibieron las inyecciones en el sistema nervioso central mostraron signos de mejoría en una evaluación de discapacidad que incluía la capacidad para caminar y mover los brazos, la función cognitiva y la función cerebral.

Algunos pacientes dejaron de usar un andador o un bastón, y otros aumentaron la distancia que podían caminar.

La próxima fase de ensayos clínicos -de fase 3 y en mayor cantidad de pacientes- podría completarse dentro de tres años, allanando el camino para que el tratamiento se ofrezca en hospitales de todo el mundo.

Referencias:

Beneficial effects of autologous mesenchymal stem cell transplantation in active progressive multiple sclerosis, Panayiota Petrou, Ibrahim Kassis, Netta Levin, Friedemann Paul, Yael Backner, Tal Benoliel, Frederike Cosima Oertel, Michael Scheel, Michelle Hallimi, Nour Yaghmour, Tamir Ben Hur, Ariel Ginzberg, Yarden Levy, Oded Abramsky, Dimitrios Karussis
Brain, Volume 143, Issue 12, December 2020, Pages 3574–3588