Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Noticias esperanzadoras sobre la inmunidad al coronavirus



Noticias esperanzadoras sobre la inmunidad al coronavirus

En un estudio realizado en Israel todos los pacientes con COVID produjeron anticuerpos, sugiriendo que la infección sí produce (al menos temporaria)


El caso de inmunidad contra la reinfección para pacientes con se ve bien, dicen investigadores de la Universidad de Tel Aviv

Todos los que contraen el coronavirus producen anticuerpos, según han determinado los investigadores de la Universidad de Tel Aviv, diciendo que esto ofrece cierta tranquilidad sobre el tema de la inmunidad plagado de incertidumbre.

El tema de los anticuerpos contra el coronavirus y la inmunidad es álgido y sembrado de incertidumbre.

Ha habido informes sobre personas que aparentemente se reinfectaron después de haber recuperado, aunque se especula con que se tratarían en realidad de problemas con el testeo. 

Y también existen dudas sobre si todos los pacientes generan anticuerpos, o solo algunos.

Pero los investigadores israelíes dijeron que su última investigación encontró que todas las personas estudiadas desarrollaron los anticuerpos cruciales para combatir la reinfección.

Testearon a 70 pacientes de COVID-19 que fueron hospitalizados en el Hospital HaSharon de Petah Tikva, y descubrieron que todos menos uno tenían anticuerpos. Sospechan que la excepción fue un falso negativo y están repitiendo el examen.

También se descubrió que el tipo de anticuerpo que generalmente brinda protección contra virus, el IgG, disminuye solo levemente dentro de los primeros dos meses después del inicio de los síntomas, a pesar de que los niveles de otros tipos de anticuerpos menos importantes disminuyen bruscamente. 

La IgG es el tipo de anticuerpo que se considera que da inmunidad durante mucho tiempo, y el hecho de que todavía esté presente en grandes cantidades después de 60 días, es tranquilizador, dijeron los investigadores.

Esto un creciente número de investigaciones que contrarrestan los temores de que los pacientes con coronavirus recuperados no son inmunes incluso inmediatamente después de la recuperación, aunque aún no se puede afirmar con certeza cuánto tiempo permanecerán elevados los niveles de IgG en esos pacientes.

Los pacientes gravemente enfermos desarrollaron el mismo nivel de anticuerpos que los demás, y eso es importante, porque se podría pensar que la gravedad se relaciona con una cantidad insuficiente  de anticuerpos y, por lo tanto, con la imposibilidad de combatir el virus de manera efectiva”.

Pero los investigadores encontraron que los anticuerpos en realidad se desarrollaron más rápidamente en los pacientes graves, lo que confirmaría la hipótesis de que en ellos el sistema inmunitario “exagera” y termina perjudicándolos.