James B. Pollack y el invierno nuclear



James B. Pollack y el invierno nuclear

El 13 de junio de 1994, fallece James B. Pollack, astrofísico y co-creador de la teoría del ""


En esta fecha de 1994 fallece James B. Pollack, astrofísico que postuló junto con Carl Sagan y otros tres científicos la posibilidad de un “invierno nuclear”: un período ambientalmente desastroso consecuencia de una guerra nuclear.

Pollack también descubrió que las nubes de Venus están compuestas de ácido sulfúrico, y fue su trabajo el que condujo al descubrimiento de que los anillos de Saturno están formados por trozos de hielo.

También investigó la extinción de los dinosaurios.

Pollack, que era abiertamente gay, ingresó al Centro de investigación Ames de la NASA en 1970 y jugó un papel clave en la misión Viking (a Marte) y Voyager (interestelar).

La teoría del invierno nuclear postula que las explosiones nucleares arrojarían un humo denso hacia la parte superior de la atmósfera de la Tierra, bloqueando la absorción de la luz solar y haciendo que la temperatura de la superficie baje dramáticamente.

Los modelos elaborados por científicos rusos y estadounidenses mostraron que una guerra nuclear resultaría en un invierno nuclear que sería extremadamente destructiva para toda la vida sobre la Tierra; el conocimiento de eso fue un gran estímulo para que nosotros, las personas de honor y moralidad, actuáramos en esa situación
– Mijail Gorbachov