Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Horóscopo de la Kabbalah 2021



Horoscopo de la Kabbalah 2020

Horóscopo de la Kabbalah 2021


Panorama general del 2021

El año 2020 ha sido una carga difícil de soportar para todo el planeta, sorprendente de una manera que jamás hubiéramos imaginado.

El horóscopo del año 2021, en cambio, nos anima a planificar nuestro futuro. Es el momento adecuado para definir nuestros objetivos pues, si bien hay muchos tránsitos planetarios importantes a observar de cerca -como la conexión entre Júpiter, Saturno y Urano- será un año mucho más ‘normal’ que el que acabamos de experimentar”.

Mercurio retrógrado a partir de enero de 2021 abrirá nuevos caminos y será una llamada de atención a la realidad, con nuevas visiones, elecciones más conscientes y experiencias novedosas.

El año 2021 es único desde una perspectiva astrológica porque anuncia el inicio de un largo período de veinte años, en el que nuestro mundo atravesará tremendos cambios.

Por lo tanto, 2021 será probablemente igual de memorable que 2020, pero en el sentido inverso, más positivo. 

Si este año vio cómo se desmantelaba nuestra cotidianeidad y forma de vida habitual, el próximo año se inclina para el lado de los avances tecnológicos y la mejora de nuestras vida personal y social. 
 
Conjunción de Júpiter y Saturno y era de Acuario

El 21 de diciembre de 2020, Júpiter y Saturno se encontraron en Acuario y permanecerán en ese signo la mayor parte del año.

Acuario es un signo asociado con un cambio abrupto, la formación de comunidades que luchan en conjunto por las causas que importan, y la producción de avances tecnológicos y científicos.

También hay buenas noticias en lo que hace a nuestra creatividad colectiva: la triple conjunción de Júpiter, Saturno y Urano en Tauro significa que se pueden esperar muchas innovaciones en todas las áreas.

La conjunción de Saturno y Urano durante 2020 se asoció con marchas y protestas de diverso tipo, por lo que es probable que vuelvan a aparecer eventos similares: la interacción entre Saturno y Urano es indicativa de conflictos entre las viejas y nuevas formas de vida, una lucha irreconciliable que se reflejará en todas las áreas de la vida -social, económica y política-.

Los períodos más “calientes” de 2021 se darán de enero a marzo, de mayo a la primera quincena de julio y de diciembre a enero de 2022, cuando Saturno y Urano formarán aspectos negativos. Durante ese periodo, pueden esperarse más problemas económicos y políticos, así como escaladas en los conflictos personales.
 
Los viejos sistemas políticos podrían ser reemplazados por otros nuevos a medida que conflictos más agresivos y a gran escala entre pobres y ricos continúen desafiando a los líderes mundiales.

Ese activismo social abarcará a todo el mundo, ya que entramos en la Era de Acuario, que significa libertad, igualdad y hermandad.

Por su parte, la conjunción que mencionamos entre Júpiter y Saturno es el comienzo de algo trascendental. 

Esos dos cuerpos celestes se alinean cada 20 años, pero lo que hace que esa ‘gran conjunción’ sea más especial es que marca el comienzo de un nuevo ciclo de 200 años.

Desde principios del siglo XIX, Júpiter y Saturno se han estado uniendo en signos de tierra y, antes de eso, fuego y agua, respectivamente.

De hecho, han pasado unos 800 años desde la última “era del aire”, por lo que comenzaremos a observar cambios importantes a gran escala. Debemos ser reflexivos acerca de cómo vivimos, trabajamos y, quizás lo más importante, cooperamos.
 
Mercurio retrógrado

En cuanto a Mercurio, estará retrógrado del 30 de enero al 21 de febrero en Acuario; dek 29 de mayo al 11 de junio en Géminis; y del 27 de septiembre al 23 de octubre en Libra.

Mercurio retrógrado tiene mala fama y a menudo se le echa la culpa de todo, pero hay que recordar que estar retrógrado es un movimiento astral normal, solo que más frecuente en el caso de Mercurio.
 
Como Mercurio es el astro de la comunicación, lo que sí puede esperarse cuando está retrógrado son problemas en ese área, mal funcionamiento y colapsos de diverso tipo. No son problemas a largo plazo ni que vayan a arruinar nuestras vidas, pero sí son molestos.

Por el lado de lo positivo, Mercurio retrógrado ofrece un período de útil introspección, pues todo se ralentiza y nos insta a reflexionar y a revisar proyectos, trabajos o relaciones previas. 

No es un buen momento para seguir adelante con nuevos planes, pero con Mercurio retrógrado moviéndose entre los signos de aire Géminis, Libra y Acuario, se abre la posibilidad de evaluar nuestros vínculos, descubrir cómo relacionarse mejor con los demás y tal vez eliminar ciertos aspectos o hábitos negativos que te crean problemas relacionales.

Prepárate para abrirte a los demás y hablar de los problemas o frustraciones que tengas con cualquier persona, pero ten en cuenta que podrían ocurrir problemas y rupturas inesperadas en relaciones inestables.

Los problemas a los que se enfrentan las parejas no consolidadas podrían asomar la cabeza nuevamente.

Sin embargo, las parejas que tengan un vínculo sincero y con afecto real podrían llevar la relación al siguiente nivel, si es que aún no lo han hecho.
 
30 de enero – 21 de febrero en  Acuario: Mercurio adquiere una fuerte resonancia emocional.

Se producirán dificultades para expresar los sentimientos y las lágrimas se convertirán en una rutina diaria.

Durante este período, muchos de nosotros nos retiramos en soledad para evitar heridas emocionales. Además, tendemos a guardar más secretos, a barrer la tierra debajo de la alfombra.

29 de mayo – 22 de junio en Géminis: Mercurio retrógrado también tiene un impacto en las emociones y los sentimientos. Ahora ya no encontraremos refugio en la soledad, pero la familia se ve directamente afectada.

La relación con los familiares se resentirá, y saldrán a la luz diferentes problemas del pasado, que sacudieron la vida familiar dejando heridas sin cerrar.

27 de septiembre – 18 de octubre en Libra: Mercurio retrógrado actúa a profundidades que normalmente no se alcanzan.

– Esta es la tercera vez que Mercurio está retrógrado en 2021, y los problemas que estaban profundamente ocultos en la mente subconsciente ahora salen a la luz, pese a que los habíamos enterrado con la esperanza de olvidarlos.

Cuando eso no es posible y afloran, provocan emociones extremadamente intensas.

Mercurio en Libra también afecta la forma en que nos comportamos en la cama, que es otro dominio donde pueden ocurrir malentendidos dentro de las parejas cuando uno es apasionado y el otro es más bien frío, o cuando uno está abierto a cualquier experiencia y el otro tiene muchos tabúes.

Venus retrógrado

Venus orbita el sol a un ritmo más lento que Mercurio, lo que significa que solo está retrógrado una vez cada año y medio.

En 2021, eso ocurrirá al final del año en Capricornio (o del 19 al 29 de diciembre). 

¿Su impacto? Cambios en las relaciones, incluidas las amistades cercanas. 

Venus retrógrado en 2021 podría también vincularse con los cierres. Eso ocurre cuando Venus pasa de ser una estrella vespertina, saliendo después del sol, a una estrella matutina, saliendo antes que el sol.

La primera mitad de Venus retrógrada a menudo está marcada por cierres y conclusiones, especialmente aquellos relacionados con aspectos venusianos como el amor, la belleza y el dinero, mientras que la segunda mitad está definida por nuevos comienzos.

Por ello, es mejor evitar hacer compromisos importantes durante Venus retrógrado, ya que nuestra perspectiva podría estar sesgada durante ese periodo cargado de energía..
 
En las finanzas personales, durante este es mejor abstenerse de asumir riesgos, y evitar invertir tu dinero en esquemas o planes demasiado buenos para ser ciertos.

Otros astros retrógrados en 2021:

-20 de junio – 18 de octubre: Júpiter retrógrado en Piscis (hasta el 28 de julio) y en Acuario 
– 23 de mayo – 11 de octubre: Saturno retrógrado en Acuario
– 14 de enero – 20 de agosto: Urano retrógrado en Tauro 25 de junio – 1 de diciembre: Neptuno retrógrado en Piscis
– 27 de abril – 6 de octubre: Plutón retrógrado en Capricornio
– Quirón está retrógrado en Aries, entre el 15 de julio y el 19 de diciembre
– Ni Lilit (Luna Negra) ni Marte estarán en movimiento retrógrado en 2021

En resumen, esos movimientos astrales pondrán a prueba nuestros límites, y dependerá de nosotros transformarlos en influencias positivas.