Celebración de la Pascua judía

Kidush

EL SEDER Y EL DESARROLLO DE SU CEREMONIAL

Según la concepción judía, los designios de la divinidad se manifiestan sobre todo en el acaecer de la historia, trasunto del desarrollo del género humano. 
El Dios de Israel, Dios de la Justicia y al mismo tiempo de la Misericordia, guía a la humanidad por su ascendente sendero de la perfección, y la liberación de los hebreos de la esclavitud de Mitzraim (Egipto), es un jalón importante en esa ruta hacia el progreso, que se asemeja a una escala firmemente asentada en la tierra y cuya cúspide tiende a alcanzar lo celestial y divino.
CONSAGRACION POR EL VINO: “KIDUSH”
Es por eso que el Séder, como toda gran solemnidad, es puesto bajo la invocación divina, mediante el Kidush, oración que le dota de cierto carácter sagrado, ya que eso es lo que
significa el vocablo. La celebración de un acontecimiento de tanta importancia, no puede ser menos sagrada que todo paso en la vida del ser humano, y el día en que el pueblo judío comenzó su vida como tal, merece una especial santificación.
Se llenan, pues, las copas y el oficiante pronuncia la fórmula del “Kidush” (la bendición del vino):
“Bendito Seas, Señor, Dios Nuestro, Rey del Universo, Creador del fruto de la vid”
Baruj atá Adonai, Eloheynu Mélej Haolam, boré pri hagafen
Al terminar la oración que se escucha de pie, los participantes ocupan sus respectivos reclinatorios y asientos y beben algunos sorbos de sus copas consagradas.

 4 copas Kidush


“URJATZ” (LAVADO DE LAS MANOS)
Se procede al segundo paso del ceremonial, al lavado ligero de las manos. Responde a una modalidad que estaba en boga en la antigua Jerusalén. 
Al reunirse los comensales y antes de servirse el aperitivo, se traía agua y cada uno se lavaba una sola mano, probablemente la izquierda, con la cual se servía los ingredientes, teniendo la copa en la derecha. Y antes de comenzar la comida y ya ubicados los huéspedes en sus reclinatorios, se procedía a un lavado, perfecto de ambas manos.

Esta obligación incumbía a todas las clases sociales, a diferencia de otros pueblos de la antigüedad, para los que solo debían lavarse las manos eran sacerdotes que “servían el pan de Dios” y eran considerados sagrados
En el Séder se procede de acuerdo a esta antiquísima costumbre; un lavamanos superficial al comenzar la ceremonia y un lavado a fondo de las manos, antes de comenzar la comida.
Libro de Pesaj
Para descubrir en detalle cómo se desarrolla el ritual de la pascua judía, descarga ahora nuestro libro gratis “La Pascua judía breve introducción para cristianos”
Haz clic aquí si no se descarga el libro gratis
Sumario
Celebración de la Pascua judía
Nombre del artículo
Celebración de la Pascua judía
Descripción
Es por eso que el Seder, como toda gran solemnidad, es puesto bajo la invocación divina, mediante el Kidush, oración que le dota de cierto carácter sagrado, ya que eso es lo que significa el vocablo.
Autor
Publisher Name
Oivavoi
Publisher Logo

¡Recibe las últimas novedades!

Suscríbete y entérate de todo antes que nadie...

Muchas gracias por suscribirte

Houston, tenemos un problema...